Empoderamiento humano

OBSESIÓN POR LA PAREJA: POR QUÉ OCURRE Y CÓMO SOLUCIONARLO

Las relaciones personales, muchísimo más las sentimentales, son una experiencia demasiado compleja. Sentir obsesión por la pareja es una de las dificultades más frecuentes que nos causan malestar en una relación. Creemos que es una característica de alguien en concreto… pero no, la obsesión por la pareja es una dificultad que muchísimas personas han vivido en algún momento de su vida.

De hecho, la obsesión por la pareja es uno de los problemas que más se tratan en consulta psicológica, aunque rara vez una persona quiere iniciar un proceso de cambio personal por este problema. Los problemas suelen ser otros: celos, una ruptura, conflictos en la pareja, autoestima… pero luego, cuando profundizamos, detectamos esa obsesión por la pareja como raíz de todo. Sin embargo, hay algo más allá…

Te saluda Rubén Camacho, psicólogo y coach de empoderamientohumano.com, y antes de nada… ¡Feliz año 2022! Este es el primer artículo que publico este año, un poco tarde, pero es un año que ha comenzado con mucha ocupación. Escribir en este blog, escribir para ti y ver cómo puede ayudarte, es una de las tareas que más me gustan.

En este artículo tenemos entonces varios objetivos: en primer lugar, ¿por qué surge esa obsesión por la pareja? No, no es ningún rasgo de personalidad, sino una dificultad anterior que se suele ver especialmente reflejada en la relación de pareja.

En segundo lugar: ¿cómo resolvemos esto? Pero no se trata de una solución superficial, como si fuera un parche, sino una solución profunda, desde tu propio cambio personal, para que el aprendizaje se quede contigo y te sirva para siempre.

¿Vamos a por ello? Es hora de solucionarlo de una vez por todas.

Lo que hay detrás de una obsesión por la pareja

Los seres humanos tendemos al juicio de valor. Juzgamos al otro como forma de encontrar nuestro propio valor. Juzgamos a los que toman una decisión u otra, a los que viven de una forma u otra. A las personas que sufren esta obsesión por la pareja, les juzgamos como personas obsesivas, como si tuvieran un problema de base… pero no se trata de eso.

Los juicios de valor siempre son subjetivos y superficiales. En primer lugar, profundicemos en qué es una obsesión: nos obsesionamos con algo cuando existe una fijación extrema que no es funcional, hasta el punto de que no es beneficiosa para ti, no te permite llegar a una ninguna experiencia positiva, y te hace perder tu propio bienestar y equilibrio personal. ¿Cuándo hacemos esto? Cuando tenemos miedo, especialmente cuando se ha generalizado en ansiedad.

Podemos obsesionarnos con el trabajo, con lo que dirán los demás, con el cuidado de los hijos, con tener pareja, con tener mucho dinero, con tu estado de forma, y un innumerable etcétera. Nos obsesionamos con la pareja, ante todo, porque hemos construido esa relación en función del miedo.

Las relaciones de pareja son una experiencia muy compleja por varios motivos: en primer lugar, es una experiencia donde encontramos bienestar, pero es un bienestar que no podemos controlar ni decidir, ya que depende de dos personas. Por esta razón es frecuente encontrar en las relaciones puntos de desencuentro que nos hacen sentir inseguridad.

En segundo lugar, en las relaciones nos disolvemos en la relación y tendemos a que nuestro bienestar dependa del otro (su comportamiento, palabras, etc.). De esta forma, terminamos por llegar a la obsesión por la pareja, ya que estamos constantemente observando su comportamiento (de forma inconsciente) para validar nuestros miedos: si nos acepta o rechaza, si creemos que nos quiere o no, etc…

¿Qué quiere decir «validar nuestros miedos»? Tener miedo es algo positivo y necesario, ya que es una emoción básica que protege nuestra vida (lee si quieres aquí el artículo «Para qué sirve el miedo»). El problema no está en tener miedo, sino en tener miedo a demasiadas situaciones que no podemos controlar y que de por sí no son peligrosas.

Validar nuestros miedos quiere decir que, por la propia naturaleza del miedo, tendemos a protegernos y a observar lo que ocurre de forma subjetiva para justificar nuestros miedos. Es decir, si tienes miedo a que tu pareja no te acepte, tenderás por interpretar cualquier acción por su parte que te haga pensar que no te acepta. Recuerda: el miedo solo quiere protegerte… pero eres tú quien decide cómo gestionarlo.

Cuando no hemos aprendido a entender y a gestionar nuestros miedos, terminan por condicionarte demasiado. ¿Qué harías si estuvieras en un bosque donde te rodean lobos? Estarías constantemente observando, en alerta. Eso es lo que ocurre en las relaciones: interpretamos lo que ocurre de forma subjetiva para validar nuestros miedos, y de ahí la obsesión por la pareja.

Esta obsesión puede darse por varios motivos:

  • Debido a tus propios miedos e inseguridades (que no has sabido gestionar a tiempo)
  • Por una tendencia a la ansiedad (que nos genera aún más miedo debido a nuestra forma de respirar)
  • Por tu forma de entender una relación: si en lugar de como una experiencia donde compartimos bienestar, entiendes una relación como una oportunidad para que te generen bienestar, terminarás sintiendo frustración, de ahí a la sensación de abandono, y puede llegar a generar obsesión o fijación por el otro (a veces también tendemos a la idolatría)
  • Por basar tu autoestima en factores externos: es decir, te sientes bien cuando lo externo se comporta como tú quieres… pero esto no puede ocurrir con frecuencia. Cuando tu bienestar depende demasiado de factores externos, tu autoestima no funcionará y terminarás por sentir más miedo e inseguridad.

El motivo principal no es que seas una persona obsesiva, sino que vives tu relación en un estado de alerta. O desde la idolatría, o desde ceder ante todo lo que consideras que el otro necesita, o hacia observar si su comportamiento conlleva algún riesgo.

Ya sabes qué genera toda esa obsesión en ti: malestar, cansancio, pérdida de enfoque, desánimo, y con el tiempo una mayor angustia.

Ahora bien… ¿cómo solucionamos todo esto? Vamos a por ello.

Mira la lista de todos los artículos publicados sobre relaciones de pareja aquí

Obsesión por la pareja: la solución está en ti

Solucionar esta dificultad solo es posible desde tu propio cambio personal. No podemos cambiar el mundo, ni a los demás, ni a tu pareja, ni el contexto. Pero sí puedes cambiar la forma en la que tú lo gestionas.

Una de las claves más importantes para que una pareja funcione es que tu bienestar dependa de ti. Se trata de sentirte bien en pareja pero también sentir que, si no tuvieras esa relación, estarías igualmente bien. Desde ahí se construye con base a la confianza, como una oportunidad más para construir un vínculo íntimo y especial.

¿Cómo concibes tus relaciones de pareja? ¿Qué es lo que exactamente buscas (y esperas) en una relación de pareja? ¿Qué expectativas sueles tener y cómo te condicionan?

En relación a las emociones que sientes: ¿cuáles son más frecuentes? ¿Cómo te condicionan? ¿Qué interpretas de las situaciones para sentirte así? Y sobre todo, ¿cómo te comportas cuando sientes esas emociones?

Cuando sentimos esa obsesión por la pareja es habitual perder el enfoque en tu propio bienestar. ¿Qué es lo que has dejado de hacer a consecuencia de esa obsesión por la pareja? ¿Cómo te estás olvidando de ti?

En definitiva: se trata de conocer cómo valoras y concibes tu relación, cómo construyes tu estilo de autoestima, cómo entiendes y gestionas lo que sientes, y desde ahí, aprender a construir una autoestima que te funcione (donde tu bienestar dependa principalmente de ti), a entender y a gestionar tus emociones (para que sean funcionales) y ante todo, aprender a construir una relación basada en la aceptación y confianza.

Esto es difícil, evidentemente. Pero no imposible. Se trata de centrarte en ti, en tu bienestar y aprendizaje.

Si quieres solucionar esta dificultad, la única forma es a través de tu propio cambio personal. Nuestras dificultades no son únicas, sino que están relacionadas con múltiples aspectos de ti: la forma en la que construyes tu autoestima, cómo entiendes y gestionas tus emociones, tu forma de concebir una relación, tu sistema de creencias, tu conducta, tu comunicación, etc. Por este motivo es necesario vivir un proceso de cambio profundo y a su vez práctico, que te permita solucionar el problema desde la raíz..

¿Es esto lo que quieres conseguir? Perfecto. Te cuento entonces cuál es el siguiente paso. Se trata de agendar una primera sesión exploratoria, donde nos podremos conocer, descubrir qué ocurre, cómo solucionarlo y cómo puedo acompañarte. Esta sesión la podemos tener por Whatsapp y desde la comodidad de tu hogar. Es una primera sesión psicológica real para que lo soluciones al 100%.

Si quieres vivir tu proceso de cambio y mejorar esa parte de tu vida, agéndala en este botón!

Pero por supuesto: agéndala solo si tienes un pleno compromiso en solucionar lo que te ocurre. Mi labor es acompañarte de forma experta para que lo consigas al 100%, pero la decisión debe ser tuya (es decir, esta sesión no es para curiosear… sino para solucionar).

Gracias por pensar en ti,Rubén

coach-personal

Rubén Camacho Zumaquero

Psicólogo y coach

Sin categoría

Puedo ayudarte

Si quieres solucionar lo que te ocurre, agenda una sesión conmigo para conocernos, encontrar una solución estable y comenzar con tu proceso de cambio personal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies