Empoderamiento humano

desánimo

Desánimo y tristeza: cómo gestionarlas

Sentir desánimo y tristeza es una sensación desagradable, limitante, y ante todo una de las dificultades psicológicas y emocionales hoy día más habituales. ¿Por qué vivimos con tanta frecuencia el desánimo? ¿Cómo podemos superarlo?

A lo largo de nuestra vida nos encontramos con experiencias difíciles que nos llevan hacia el desánimo. Las rupturas de pareja, vivir con ansiedad o llevar demasiado tiempo con estrés o con una rutina que no te satisface son algunos de esos motivos.

Sin embargo, y esto es lo más importante que debes aprender en este artículo: vivir con desánimo no es normal, ni funcional, y ante todo es totalmente evitable.

En este artículo vamos a profundizar en qué es realmente el desánimo y la tristeza, cuál es su diferencia con la depresión, y vamos a ver cuáles son los primeros pasos para saber gestionarlo (con independencia de qué situación te lleva al desánimo. Aunque si quieres contármelo, sabes que puedes escribirme o agendar una primera sesión exploratoria).

Vamos a por ello.

En qué consiste el desánimo y la tristeza

El desánimo es un estado de falta de ánimo desagradable, limitante y asociado con la tristeza. También lo vinculamos con depresión, aunque la depresión es una patología que implica varias condiciones: un tiempo concreto con un desánimo disfuncional (entre 3 y 6 meses) y sobre todo, que la persona no pueda afrontar algunas áreas de su vida (autocuidado, ir a trabajar, continuar con proyectos, etc.).

Sentir desánimo en momentos puntuales puede ser normal e incluso necesario: nos ayuda a saber qué tememos, qué considerábamos importante. Sin embargo, sentir desánimo con demasiada intensidad, frecuencia y duración es una experiencia limitante que necesitamos solucionar.

Esta sensación de desánimo y tristeza llega a ti ante todo por tres factores: pérdida, comparación y agotamiento.

Sientes desánimo porque consideras que has perdido algo (bienestar, autoestima, una pareja de la que consideras depende tu bienestar), te comparas deamsiado (lo cual nos hace sentirnos menos o nos lleva al juicio de valor) y agotamiento (llevar demasiado tiempo con una rutina que no te reporta bienestar o recompensas).

Factores que nos llevan al desánimo

Hace décadas comenzamos a oír con frecuencia la palabra depresión. Hoy día, que vivimos con tanto desánimo, solemos pensar que estamos ya en un estado de depresión. Es imprescindible que entiendas esto para solucionar lo que te ocurre: el desánimo nunca es la causa primera de tus problemas.

El desánimo es siempre una consecuencia de algo más. Un ser humano no se desanima o deprime de forma casual. Vamos a profundizar en las causas principales.

Rutina y recompensas

Una de las causas principales que nos llevan al desánimo es llevar demasiado tiempo con una rutina que no nos gusta, donde no recibimos satisfacciones o bienestar por lo que hacemos y cómo lo hacemos.

El ser humano es un animal de rutina, y necesitamos poder vivir esas rutinas según nuestro carácter, necesidades y aficiones, también en armonía con los demás y cooperación.

Cuando vivimos cediendo demasiado ante los intereses de otras personas, con demasiado estrés o, en definitiva, con un día a día que no te retribuye recompensas o logros, el desánimo llegará para avisarte que algo debe cambiar ahí.

¿Qué nos impide trabajar ese cambio? En muchas ocasiones, es el propio miedo y la inseguridad lo que nos lo impide.

Esta es una de las causas más frecuentes que nos llevan al desánimo, pero la siguiente es sin duda la principal.

La relación entre ansiedad y desánimo

Hoy día es muy habitual escuchar que una persona ha sido diagnosticada con el cuadro «ansioso-depresivo». ¿Por qué ocurre esto, si la ansiedad ante todo es miedo y alerta y el desánimo es tristeza?

Esto ocurre así porque la ansiedad es agotadora, y sin remedio, nos lleva al desánimo. Vivir con ansiedad nos genera estrés, agotamiento, y el desánimo y la tristeza es una forma de salir de ese estado.

Si sientes que te ocurre esto, el primer paso en tu caso es disminuir la intensidad de la ansiedad. Si vamos hacia el origen del problema, será mucho más fácil solucionar el problema con el desánimo.

El llanto y el estado de ánimo

Finalmente, asociamos el llanto a la tristeza, pero en realidad no tienen una relación obligada. A veces nos sentimos tristes y no lloramos, y a veces podemos llorar de risa o porque se introdujo algo en tu ojo. El llanto no es tristeza, sino un mecanismo de liberación de la ansiedad.

Lloramos cuando llevamos demasiado tiempo con ansiedad o un hecho nos hace superar nuestros límites. Si vivimos esta experiencia con frecuencia también llegará una mayor tristeza. Por esta razón, es importante trabajar con la ansiedad a tiempo.

Soluciones para superar el desánimo y la tristeza

Ahora que ya sabes por qué ocurre el desánimo y la tristeza, ¿cómo lo solucionamos? ¿Es realmente tan difícil?

Existen casos de desánimo que requieren tiempo y paciencia, pero en todos los casos es posible superar el problema si aprendes a gestionar no solo esta sensación, sino todas tus emociones (miedos, inseguridades, etc.).

Vamos a profundizar en los 3 factores que trabajamos en consulta para solucionar este problema de forma estable.

Gestionar tus emociones desde la raíz

El desánimo es una emoción que deriva de otras emociones: el miedo, la inseguridad o la culpa. Sin embargo, el problema no son esas emociones, sino cómo las entiendes y gestionas.

Cuando sabes gestionar lo que sientes ves la realidad con una mayor amplitud, descubres más opciones para ti, amplias tu punto de vista y comienzas a tomar decisiones que te llevan hacia el bienestar.

Mejorar tu gestión emocional es un paso imprescindible para vivir con autoconocimiento. Además, te ayudará a mejorar tu autoestima, tus relaciones y tu salud.

Mecánica respiratoria para disminuir la ansiedad

Como hablamos, la ansiedad suele ser una causa frecuente de desánimo. Para disminuir su intensidad es imprescindible que trabajes con tu forma de respirar, ya que la ansiedad está causada en parte por una respiración rápida y superficial.

Una respiración completa te ayuda a disminuir la ansiedad, a vivir con más calma y aceptación. En este artículo profundizamos en la importancia de la respiración para solucionar la ansiedad.

Relación con la autoestima y relaciones

A su vez, un proceso de cambio debe ser integral para que te ayude de forma estable. Es necesario trabajar con el desánimo, pero también con tu autoestima, relaciones (para que no sean dependientes), comunicación (para que sepas poner límites) y tu autoconocimiento.

Conocerte te llevará a tomar decisiones que te lleven hacia el bienestar de forma estable.

El aprendizaje que te lleva a vivir en bienestar de forma estable

Cuando este es tu problema principal, suele ser frecuente que asistir a sesiones psicológicas te resulte algo eventual. El desánimo no ocurre cada quince días, sino todo el tiempo. Por este motivo, decidí comenzar a acompañar a las personas no solo con sesiones eventuales, sino de forma constante: cada día, para cualquier consulta que tengas.

De esta forma, podemos abordar tus dificultades en el momento en el que surgen y no tener que esperar a una sesión. Además, contamos con herramientas semanales, sesiones, etc., para que sea un proceso práctico y profundo, que te ayude de forma estable.

Superar el desánimo es posible cuando el proceso te lleva a tu propio aprendizaje personal. Conociendo cómo funcionas, podremos encontrar la vía para que tu bienestar dependa de ti. Si es lo que quieres, recuerda que puedes agendar una sesión conmigo para conocernos, profundizar en tu caso y ver cómo podemos solucionarlo.

Te envío muchos ánimos.

Gracias por pensar en ti,
Rubén

coach-personal

Rubén Camacho Zumaquero

Psicólogo y coach

Puedo ayudarte

Si quieres solucionar lo que te ocurre, agenda una sesión conmigo para conocernos, encontrar una solución estable y comenzar con tu proceso de cambio personal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies