Cómo mejorar tus relaciones personales (mediante tu propio cambio)

Cómo mejorar tus relaciones personales (mediante tu propio cambio)

Cómo mejorar tus relaciones personales (mediante tu propio cambio)

Los seres humanos somos, ante todo, seres sociales. Tu bienestar debe depender, al menos principalmente, de ti, pero al ser seres sociales la calidad de tus relaciones personales (sociales, familiares, de pareja, amistosas o en el trabajo) son esenciales. ¿Por qué a veces resulta tan difícil? ¿Cómo mejorar la calidad de tus relaciones personales?

Comencemos por el principio.

Quizá seas una de esas personas que necesita relaciones personales amplias y satisfactorias o quizá seas de esas personas más íntimas, introspectivas, que no lo ve tan necesario. Esta diferencia de carácter no cambia el hecho común: que necesitamos relacionarnos con los demás y con el mundo.

No somos seres individuales o ajenos a los demás. En las relaciones personales vivimos una experiencia única: un encuentro con el otro a través del cual se da un encuentro contigo. A través de las relaciones personales encuentras bienestar, autoconocimiento (te puedes conocer más a través de tus relaciones que no con miles de libros o horas de soledad, donde al final... sigues en una relación constante: con tu propio ego y pensamientos).

En las relaciones personales encontramos las mayores satisfacciones y también las mayores dificultades: inseguridad, conflictos, lucha de egos o coacciones...

A veces, el problema es otro: necesitar ampliar tus relaciones o poder conectar con los demás y sentir que no puedes por miedo, inseguridad o por dificultad para conectar con los demás.

¿A qué nos lleva esto? En todo momento, y aunque parezca una paradoja, que tus relaciones personales se dificulten (por su calidad, cantidad, conflictos, inseguridades, por no comportarte de forma espontánea, etc.) te lleva siempre hacia el mismo resultado: insatisfacción, confusión, inseguridad, como si tampoco pudieras conectar contigo.

Como psicólogo y coach, en muchas ocasiones las personas a las que acompaño en sus procesos me cuentan que su mayor problema es la calidad de sus relaciones personales, o porque no tengan suficientes o porque no son profundas o porque están repletas de conflicto.

El problema principal no es de relaciones...

Lo que descubrimos en esos procesos de cambio es interesante: el problema principal no es una falta de habilidades sociales, sino emocional. Detrás de cada dificultad hay emociones que te resulta difícil entender y gestionar.

Ojo: esto nos pasa a todos los seres humanos. Relaciones de pareja, amistosas, laborales, sociales... en ese encuentro sentimos emociones, ponemos en juego nuestras creencias, interpretaciones, también nuestros sueños y mayores miedos. De ahí que sean tan importantes. Cuando existen problemas de raíz, estas relaciones se dificultan y parece difícil salir del círculo. Sin embargo, se puede y la salida es única: mediante tu propio cambio y aprendizaje personal.

Como en (casi) cada artículo he preparado un vídeo donde te lo explico personalmente: las causas de por qué resultan tan difíciles las relaciones personales y cómo puedes mejorarlas gracias a tu propio cambio personal. Dale a play!

El problema de origen en las relaciones personales

Todas las dificultades que tenemos en nuestras relaciones personales se pueden englobar en dos grupos claros.

Emociones activas: cuando te condicionan emociones muy activas y desagradables como la ira o la ansiedad, solemos tener conflictos y discusiones frecuentes con los demás. Surge también una necesidad de control de la conducta del otro por una baja tolerancia a la frustración. En realidad, es un reflejo de una inseguridad mayor.

Este tipo de emociones son las que nos llevan a tener conflictos, y no a la inversa (solemos pensar que los conflictos ocurren porque tenemos razón y el otro no, pero este punto de vista es el mismo que una y otra vez nos lleva a vivir las mismas experiencias).

Emociones paralizantes: cuando te condicionan emociones más paralizantes como la inseguridad, el miedo o la culpa, no iniciamos relaciones personales o nos expresamos de forma honesta y asertiva por miedo a la respuesta del otro, miedo al rechazo o a la soledad. Esto dificulta tanto que comencemos relaciones como que cuidemos la calidad de las relaciones que ya tenemos.

Por supuesto: no todo depende de ti. Pero tampoco puedes controlar lo que ocurre fuera. Lo único que podemos hacer es tratar de entender y gestionar lo que sentimos. Solo a través de tu propio cambio personal puede cambiar todo lo demás.

La solución es tu propio cambio personal

Como te dije al principio del artículo, un error muy habitual es pensar que este tipo de dificultades surgen porque tenemos pocas habilidades sociales. Estos casos existen pero no son tan frecuentes.

Para mejorar las relaciones personales, tanto as habilidades sociales como la capacidad para conectar con los demás y llegar a acuerdos, se desarrollan con la práctica. La forma de conseguirlo es ante todo con tu propio cambio personal, y para eso la solución es aprender a entender y a gestionar las emociones que te llevan a unas experiencias u otras.

De esta forma, aprendes a que tus emociones estén a tu favor en lugar de en tu contra, te permiten relacionarte de forma más espontanea, abierta, asertiva, también amable y empática. Algo dentro de ti cambia, se manifesta fuera, y en las relaciones se refleja.

Ahora es cuando llega el momento de hacerte esa propuesta tan especial. Se trata de que agendes una sesión exploratoria vía Whatsapp conmigo, donde podremos conocernos, explorar tu problema, cuál puede ser la solución y sobre todo cómo puedo acompañarte en ese proceso de cambio para que lo consigas al 100%.

Pero ojo: solo si tienes un 100% de compromiso en vivir tu proceso de cambio y asistir a la sesión (esto no es para curiosos, sino para personas que realmente quieren mejorar su vida).

Ahora eres tú quien da el primer paso hacia tu cambio personal (o profesional, sea lo que sea más importante para ti).

Gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un psicólogo y coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He acompañado a personas de 7 hasta países diferentes (España, Argentina, Ecuador, Chile, México, Colombia y EEUU). Empoderamiento humano es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies