Las diferencias reales entre la psicología y el coaching

​​las diferencias entre la psicología y el coaching (las auténticas!)

Sé que has podido leer muchos artículos sobre esto y mil infografías explicando cuáles son las diferencias entre la psicología y el coaching. Sin embargo, y esto te lo digo como psicólogo y como coach... realmente no te dicen la verdad, y precisamente eso es lo que vamos a solucionar hoy: saber cuáles son las auténticas diferencias entre la psicología y el coaching (no son las que crees).

Desde hace unos 15 años aproximadamente el coaching es cada vez más popular como herramienta para acompañar a personas en procesos de cambio que les lleven a conseguir nuevos objetivos y el desarrollo personal que quieren y se merecen​, primero en el ámbito empresarial y profesional y más tarde en el ámbito personal y de vida. Sin embargo, ¿no es la psicología la encargada de hacer esto?

Es completamente normal que desde el mundo de la psicología exista cierta crítica al mundo del coaching. Desde hace unos 5 años especialmente se ha creado un monstruoso negocio de la formación exprés que ha transformado al coaching de una herramienta poderosa y profunda de cambio a una parafernalia sin mucho sentido. Existen formaciones de hasta 2 meses para ser "coach". ¿Realmente una persona puede hacer algo tan delicado y profundo como acompañar a otra en su proceso de cambio personal con solo unos pocos meses de formación?

La respuesta, evidentemente, es no. Este intrusismo profesional ha agotado a las personas, es un negocio basado en la formación que ha tergiversado el término y creado una moda muy peligrosa. Muchas personas que dicen ser "coachs" no lo son o no tienen ni la formación ni la experiencia suficiente para hacer algo tan importante y profundo y se dedican a dar charlas, talleres o motivar, con resultados igualmente decepcionantes y peligrosos para las personas.

Pero el problema no es el coaching... sino el intrusismo profesional y el falso coaching. Un auténtico coach no es eso. Un auténtico coach es un experto en acompañarte a conseguir cambios reales, profundos, siempre de forma privada, es una persona con amplia formación, experiencia y ética. ¿Y cuáles son las diferencias con el psicólogo? Las diferencias no son las que siempre se han escrito... son otras y mucho más sutiles.

Quien te escribe es psicólogo y coach con más de una década de experiencia (me formé en coaching cuando aún no era tan popular y la formación sí era muy exhaustiva y universitaria). Te voy a decir cuáles son las diferencias reales y exactas entre la psicología y el coaching. Te vas a sorprender.

Si quieres vivir un proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Conócete, programa de autoconocimiento para descubrir tu propósito y crecer como persona

​​Las auténticas diferencias entre la psicología y el coaching (no son las que crees)

Quizá pienses que ya lo sabes... lo habrás leído en mil infografías: la psicología se centra en el pasado y el coaching se centra en el futuro... la psicología se centra en el problema y el coaching se centra en la solución... pues bien, todas esas diferencias son totalmente falsas y no se ajustan en lo absoluto a la realidad.

¿Por qué? Porque todas esas imágenes y artículos han sido escritos desde el mundo del coaching para defender y justificar su existencia, y por lo tanto, son sesgadas e inciertas.

¿Por qué son inciertas? Porque la psicología también se centra en la solución (no solo en el problema) y también se centra en el futuro. Cuando desde esas infografías y artículos se habla de esas diferencias es para tratar de mostrar el coaching como una alternativa más práctica que la psicología, pero realmente el buen psicólogo es el auténtico experto en acompañar a una persona en un proceso de cambio donde se encuentren soluciones y también se trabaje desde el presente (lo que ocurre ahora) hacia el futuro (lo que quieres cambiar).

A su vez, un buen coach (si tiene la formación y experiencia suficiente) puede ser un excelente profesional para acompañarte en tu proceso de cambio personal o profesional y puedes conseguir cambios increíbles gracias a ese proceso. ¿Cuál es entonces la diferencia? Vamos a acabar con este lío de una vez por todas...

PSICOLOGÍA Y COACHING... una relación complicada pero destinada a entenderse

La pregunta clave para entender las diferencias es: ¿por qué y cómo nace el coaching?

La psicología es la ciencia que estudia la conducta humana y sus procesos cognitivos. Entre las múltiples aplicaciones de la psicología (investigación, tratamientos con personas que presentan dificultades patológicas, educación, mejora social) está la de acompañar a personas en procesos de cambio personal en relación a sus emociones, autoestima, relaciones personales o también en relación a las habilidades personales clave que te ayudan a ser mejor profesional (productividad, comunicación, relaciones con el equipo, mentalidad positiva, etc.).

Si la psicología es la disciplina que se debe encargar de esto... ¿Por qué surge el coaching? El coaching surgió de forma totalmente natural para ocupar el vacío que la psicología estaba dejando, tanto en el terreno empresarial y profesional como especialmente en el ámbito personal.

La psicología ha cometido el error de centrarse de forma casi exclusiva a los procesos clínicos o terapéuticos enfocados en personas que presentan una necesidad de diagnóstico ¿Pero qué ocurre con las personas que sencillamente necesitan aprender a gestionar sus emociones para superar el miedo, la ira, la inseguridad o la impulsividad, mejorar su autoestima, conocerse mejor o disfrutar de relaciones personales más plenas?

​Además, en estos casos además ​se han usado métodos para acompañar a las personas ​poco eficaces, ​basados en sesiones indefinidas, donde las personas se sentían escuchadas y atendidas pero rara vez conseguían cambios.

Ante la falta de opciones que la psicología dejaba, surgió el coaching como una herramienta de acompañamiento que, sencillamente... funcionaba como la psicología debía funcionar en esos casos, con la única diferencia de que el profesional no era un psicólogo, sino un experto formado solo en saber acompañar a las personas (mediante las herramientas básicas, lo cual es práctico pero también hace que el coach no pueda ayudar en todos los casos al no estar formado como psicólogo).

Ante la falta de opciones que la psicología dejaba, surgió el coaching como una herramienta de acompañamiento que, sencillamente... funcionaba como la psicología debía funcionar en esos casos, con la única diferencia de que el profesional no era un psicólogo, sino un experto formado solo en saber acompañar a las personas (esto es práctico pero también hace que el coach no pueda ayudar en todos los casos al no estar formado como psicólogo).

Por esta razón el coaching surgió con fuerza, ya que era una herramienta práctica, centrada en objetivos concretos y con un plan de acción determinado, y además, sin perder ni un ápice de profundidad (es también falso que un proceso de coaching sea más superficial que un proceso psicológico).

Pero el coach, como te decía... no es un psicólogo ni sabe abordar todos los problemas. Algunos coachs tienen tanta experiencia y son tan profesionales que se atienen a acompañar a las personas hacia cambios y objetivos concretos, pero dentro del mundo del coaching personal o life ocurren auténticos desastres por no saber acompañar a la persona de forma correcta y sin formación psicológica.

¿Cuál o cuáles son entonces las diferencias?

La principal diferencia es que el coach no es un psicólogo, mientras que el psicólogo sí debiera saber acompañar a las personas de una forma tan eficiente y concreta como lo hace un coach (aunque no todos lo hacen). En realidad, la única diferencia es esa: el psicólogo es psicólogo y el coach, no.

Otra diferencia fundamental es que en las consultas psicológicas se suele cometer el error de no controlar el factor tiempo (cuántas sesiones se van a hacer, en cuánto tiempo quieres conseguir tu cambio, etc.), ya que al tener en cuenta este factor la persona se orienta más hacia el cambio y crece el compromiso y la constancia. En el coaching (el auténtico, insisto, no el de talleres y charlas) esto sí se hace, motivo por el cual es tan eficaz).

Ahora... mi experiencia personal como psicólogo y coach: hace más de 10 años y cuando ya era psicólogo, me formé como coach por la potencia que ofrecía el coaching y por los cambios tan increíbles que podían conseguir las personas (una metodología práctica, orientada al empoderamiento de las persona​s). Con los años, fui considerándome más un psicólogo ya que los procesos eran muy profundos, aplicaba mis conocimientos como psicólogo y realmente la clave está en que el acompañamiento sea correcto. Finalmente, aplico tanto mis conocimientos psicológicos como las ventajas del coaching ya que lo importante es que tú consigas el cambio que quieres, te mereces y necesitas.

​¿Cuál es entonces la solución a este problema? (que confunde tanto a las personas)

​La solución bajo mi punto de vista está en las propias facultades de Psicología. Las universidades deben absorber el mundo del coaching para formar de forma eficaz a los futuros profesionales y no dejar así en manos de negocios privados la formación de profesionales que pueden no tener la formación y experiencia suficiente. ​

​Ahora llega la gran pregunta...

¿Te gustaría vivir un proceso de cambio en tu vida donde tengas la compañía experta y necesaria para conseguir ese cambio al 100%?

Voy a hacerte ahora una propuesta especial. Se trata de que me escribas un email a ruben@eyecoachs.com y me cuentes cuál es tu situación y qué te gustaría conseguir que aún no hayas conseguido. Te responderé lo antes posible para ayudarte con los primeros pasos con una propuesta que te sorprenderá (siéntete libre).

Si quieres vivir un proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Conócete, programa de autoconocimiento para descubrir tu propósito y crecer como persona

Gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un psicólogo y coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He acompañado a personas de 7 hasta países diferentes (España, Argentina, Ecuador, Chile, México, Colombia y EEUU). Empoderamiento humano es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies