Superar el miedo a fallar a los demás (gestión de emociones)

​​Superar el miedo a fallar a los demás (gestión de emociones)

​​El miedo es probablemente la emoción que más influencia tiene en nuestras vidas y más nos condiciona en cada decisión que tomamos. El miedo es una emoción básica y necesaria porque nos ayuda a sobrevivir, pero con el paso de los años creamos demasiados miedos irreales que, si no entendemos y gestionamos de forma funcional, pueden arrastrarnos hacia una vida de parálisis y malestar. Uno de los más habituales es el miedo a fallar a los demás.

​​El miedo puede ser muy sutil y se disfraza de otros problemas. Es fácil detectar cuándo sentimos ira, culpa, ansiedad o inseguridad, pero el miedo es mucho más misterioso. Al ser una emoción tan poderosa y que está tan presente en nuestros aprendizajes y creencias, puede disfrazarse de otros problemas. El miedo a fallar a los demás implica que tenemos miedo a la soledad y, a la vez, a perder la autoimagen.

​Hoy vas a profundizar en este miedo para comenzar a superarlo. Y presta atención... porque al final el artículo te haré una propuesta especial para que des un paso de gigante.

Si quieres dar los primeros pasos en tu proceso de cambio personal para aprender a entender y a gestionar tus emociones, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, programa de gestión de emociones

​​La importancia de las relaciones en tu vida... y del miedo a fallar

​Las relaciones humanas, bien sean de pareja, familiares, amistosas, sociales o de trabajo, son el lugar donde más aprendemos de nosotros mismos y a la vez donde encontramos más dificultades. Los seres humanos somos seres sociales y necesitamos del contacto con el otro para vivir en bienestar, crecer y superarnos. Sin embargo, si existe una falta de confianza en el otro, falta de honestidad, se usan las mentiras, o incluso se tienen grandes dificultades para establecer relaciones sociales porque creemos que podemos salir heridos, tanto el hecho de establecer relaciones como que sean profundas y de calidad se verá muy dificultad.

​​¿Cómo superar este problema?

Los seres humanos somos como espejos y en las relaciones sociales se funda gran parte de nuestro progreso como personas. La historia de la persona que se va a vivir en completa soledad a una montaña siempre termina con tristeza por el aislamiento. Necesitamos soledad, pero también necesitamos relaciones de calidad. Aprender a entender ese miedo y saber gestionarlo de forma funcional para que no nos paralice sino para que poco a poco vaya desapareciendo es la única y gran clave.

​¿Quieres desarrollo personal real? Observa tus relaciones con los demás

La calidad de tus relaciones personales lo dice todo sobre el momento en que estás ahora. ¿Confías en el otro? ¿Te comunicas con honestidad? ¿Tienes miedo a establecer relaciones? Cuando te relacionas, ¿lo haces en base a expectativas, análisis, comparaciones o juicios de valor? ¿Temes fallar al otro si descubre quién crees que eres realmente? Todo eso es un problema de miedo, una irrealidad que no te está permitiendo crecer.

Dos miedos que son uno

Si existen bloqueos en cualquier sentido es porque tus relaciones con el otro no están basadas en la confianza sino en el miedo. Dos de los miedos más habituales son el miedo a fallar al otro o el miedo a que nos fallen.

​¿Qué quieren decir estos miedos? En el caso del miedo a fallar: este miedo te está diciendo que tu bienestar depende de cómo el otro se sienta contigo, y para garantizar ese bienestar solemos alejarnos, mentir o no confiar... eso ocasiona el problema: más distancia y falta de conexión. En el caso de miedo a que nos fallen: de igual manera, nuestro bienestar depende de factores externos, como el comportamiento de los demás. En lugar de disfrutar de las relaciones de forma abierta, existen expectativas, comparaciones, análisis y juicios de valor.

¿Cuál es la solución? El problema no es el miedo sino en, como te dije, en cómo entiendes y gestionas ese miedo. El ser humano aprende de sus experiencias en base a emociones y las emociones solo te informan sobre el punto de vista subjetivo en el cual ves la vida. Por esta razón el miedo se mantiene: al no cambiar tu punto de vista y acciones, el miedo continúa como si fuera un ancla.

Un proceso de cambio consiste en romper con esas anclas y en aprender de nuevo. Esto es posible pero no es cuestión de consejos o tips. Es necesario vivir un proceso de cambio para aprender a entender y a gestionar tus emociones. Será un proceso profundo, ilusionante, y que a la vez te dé resultados para siempre, ya que vas a aprender principalmente sobre ti.

​Ahora voy a hacerte la propuesta de la que te hablé. Se trata de que me escribas un email a ruben@eyecoachs.com donde me cuentes tu situación, qué te ocurre, y qué te gustaría conseguir que aún no hayas conseguido. Te contestaré para ayudarte a dar los primeros pasos en tu proceso de cambio.

Si quieres dar los primeros pasos en tu proceso de cambio personal para aprender a entender y a gestionar tus emociones, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, programa de gestión de emociones

Gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un psicólogo y coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He acompañado a personas de 7 hasta países diferentes (España, Argentina, Ecuador, Chile, México, Colombia y EEUU). Empoderamiento humano es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies