​Desarrollo personal cuando tienes hijos... ¿Y ahora qué? ¿compatible o incompatible?

​El desarrollo personal cuando tienes hijos... ¿compatible o incompatible? ¿Tener hijos paraliza tu vida o por el contrario te puede ayudar a crecer? ¿Es realmente motivo de felicidad o de infelicidad? Es habitual que quienes no tengan hijos o no quieran tenerlos aboguen por esta postura: tener hijos paraliza tu vida... A su vez, quienes tienen hijos dicen que les ayuda a ser más felices a pesar de las dificultades (y quienes no tienen hijos dirán que los padres y madres solo se están justificando). ¿Qué hay realmente de verdad?

​Vamos a ponernos en contexto. En los últimos 10 años he acompañado como psicólogo y coach a personas de hasta 5 países diferentes en procesos de cambio muy profundos para conseguir el desarrollo personal o profesional que querían y se merecían. Sin embargo, algo cambió hace casi 4 años: tuve la noticia de que iba a ser padre. ¿Qué iba a pasar a partir de ahora?

​Hoy día, escribo este artículo en día domingo a las 00:15 de la noche (nuestro hijo, milagrosamente, hoy se ha dormido pronto). Hace apenas unos días le matriculé en su primer colegio. Entonces fue cuando decidí que en Empoderamiento humano, además de artículos y apoyo en procesos de cambio en relación a la gestión de emociones, autoestima, relaciones, autoconocimiento o desarrollo de habilidades clave para crecer como profesionales, iba a incluir una lista de artículos para acompañar a los padres y madres en su proceso de cambio.

Y este es el primero. Si no eres padre o madre, también este artículo es para ti por el mensaje final que voy a darte. Sobre todo, vamos a contestar a esa pregunta... El desarrollo personal cuando tienes hijos... ¿compatible o incompatible? ¿Te hace crecer o te frena? ¿Felicidad o infelicidad? ¿Y qué pasa si no quieres o puedes tener hijos? Vamos a por ello!

​Ah, presta también atención al final del artículo porque voy a hacerte una propuesta muy especial...

Si quieres vivir tu proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, programa de gestión de emociones para dar los primeros pasos (superar el miedo, la ira, culpa, inseguridad, etc.)

​​El desarrollo personal cuando eres papá o mamá

​Cuando en el año 2015 vivía en Buenos Aires y mi mujer un buen día me dijo que iba a ser papá, pasé las siguientes dos horas sentado mirando al techo. ¿Qué voy a hacer? ¿Qué será del futuro? Y sobre todo... ¿Cómo voy a hacerlo? Hoy día publican investigaciones que dicen ser "científicas" donde relacionan la felicidad del ser humano con ciertos factores como el dinero o incluso la libertad de la que se disfruta, en la teoría, cuando no tienes hijos o pareja. Sin embargo, estos estudios parte de un error de concepto o por lo tanto son ejemplo de mala ciencia: ¿qué es realmente "la felicidad"? Es un concepto abstracto y puede estar definido por el sistema de creencias que tienes ahora (qué es para ti la felicidad, cómo se consigue, etc.)

​​Todo ese sistema de creencias está también influenciado por nuestro modo de vida y sociedad, cada vez más consumista, materialista e individualista, donde te venden que la felicidad es algo que alcanzas cuando, en definitiva, puedes construir tu vida desde ti mismo, desde tus necesidades y anhelos. Pero esto no es más que consumismo y ego... Si realmente quieres vivir un proceso de cambio y conseguir desarrollo personal, también tienes que desafiar todo lo que ahora piensas y crees. Si no lo haces, estarás siempre en busca de esa "felicidad" consumista que lleva aparejado el adverbio "más" (cada vez quieres más... más afecto, más dinero, más libertad, más prestigio, más fama, más reconocimiento, más tiempo, y así hasta el infinito, en una espiral ansiosa que parece no terminar nunca).

¿Qué implica tener hijos en el mundo actual?

Tener hijos implica que tus valores, propósito, atención y prioridades se vuelcan hacia otro ser. Al centrarte en el otro, te olvidas de ti y de tu importancia personal. Cuando esto ocurre, el ego se rebela. Sin embargo, más allá del cansancio, del poco sueño o de las dificultades que implica el ser padre o madre, la experiencia te lleva hacia el desarrollo personal porque aprendes a desvincularte de quien crees que eres y necesitas para sencillamente volcar tu experiencia de vida en dar al otro.

¿Qué es lo que aprendes cuando tienes hijos? Tienes dos posibilidades: o te estancas (con lo cual la crianza te resultará difícil, estresante, tediosa, y este es el motivo también de padres y madres con dificultades emocionales, de pareja, etc) o te decides a crecer como persona gracias a tus hijos y aprendes a gestionar tus emociones, empatizar, servir (lo que más nos cuenta hacer, ya que el ego se resiste al consderarnos dueños del mundo, el más puro centro del universo según nuestras necesidades, en su inmensa mayoría ficticias).

​Te hablo un poco de mi experiencia. Me apasiona tocar música blues en mi guitarra, y desde que mi hijo nació... lo hago más que nunca. Me encanta escribir y desde que mi hijo nació, lo hago más que nunca. Me apasiona mi profesión y desde que mi hijo nació, todo ha crecido muchísimo. Los hijos, en realidad, te ayudan a crecer si tú te preparas para asumir que esa experiencia implica que dejas atrás a tu yo pasado y construyes un nuevo yo, más empático y consciente.

​Esto es lo que debes y puedes desarrollar de ti al tener hijos:

  • ​Es una oportunidad para gestionar tus emociones (ira, miedo, inseguridad, impaciencia): cada segundo del día sientes emociones, te influyen en tu estado de ánimo y en cada decisión que tomas. Las emociones son también la base para tus aprendizajes y modo de ver la vida. Sin embargo, el problema no son tus emociones (si sientes miedo, ira, culpa, inseguridad, angustia, etc.) sino tu forma de entender y gestionar tus emociones... Cuando tienes hijos, tu forma de gestionar tus emociones va a mostrarse de forma clara y será una experiencia fundamental para que aprendas a tener las emociones de tu lado y que ese aprendizaje se quede contigo para siempre.
  • Aprendes a conectar con el otro y a ampliar tu punto de vista (no solo quedarte en tu mundo personal): para poder criar a un hijo necesitas dejar de ver tu realidad como la única realidad que existe. Conocer a tu hijo te ayudará a ver el mundo con más perspectiva.
    Desarrollas la empatía: empatizar con tu hijo o hija es la única forma de entenderle, acompañarle en su desarrollo y crecer tú gracias a su propio crecimiento
  • ​Desarrollas la empatía: empatizar con tu hijo o hija es la única forma de entenderle, acompañarle en su desarrollo y crecer tú gracias a su propio crecimiento
  • check
    Deconstruyes y construyes tu relación de pareja (de una forma más sana e interdependiente): ahora ya no existe una pareja sino un papá y una mamá que tienen juntos el mayor reto de su vida. Esta situación le lleva a tener que aprender a alcanzar acuerdos y a disfrutar de la relación de forma más interdependiente (sin depender del otro de forma absoluta sino compartiendo la vida). Los hijos te "obligan" a que la relación sea mejor.
  • check
    Te conoces mejor: tener hijos te ayuda a conocerte, a entender por qué piensas como piensas, qué crees, qué interpretas de la vida y de ti. En tu crianza se proyectarán tus miedos, inseguridades, también los aprendizajes de tu infancia. Gracias a tus hijos podrás superar esos miedos y creencias (porque si no lo haces se lo transferirás a tus hijos).
  • check
    Ves claramente tu reflejo: tus hijos serán el reflejo de sus padres en todo sentido. Gracias a ellos, sabrá cuánto tienes que crecer y qué es lo que realmente necesitas desarrollar de ti.

​Quizá estés pensando: "esto es muy fácil decirlo pero... yo solo siento estrés, dificultades, me enfado cada vez más, no duermo...". Nadie dijo que fuera fácil. De hecho, un cambio personal es complicado. Sin embargo, el contexto de tener hijos es el que más favorece ese cambio, ya que es donde más lo necesitas, y por lo tanto, es una oportunidad magnífica para crecer (tanto por tu bien como por el de tus hijos).

Ahora la pregunta clave es: ¿qué tienes que desarrollar de ti para conseguir todo esto? (ya sabemos que tener hijos es estresante, cansado, tu vida se inunda de miedos y preocupaciones, y un largo etcétera).

La clave está en la gestión de emociones. Tener hijos te hará sentir miedo, culpa, ansiedad, ira, estrés... pero también sabes que debes aprender a gestionar tus emociones para acompañar a tu hijo o hija en su desarrollo y así crecer tuyo. Tener hijos, entonces, es la oportunidad perfecta para aprender a tener las emociones de tu lado en lugar de en tu contra (esto es lo que suele decirse como "aumentar el nivel de inteligencia emocional").

¿Qué pasa si no eres papá o mamá o no quieres serlo? No tienes la obligación de tener hijos para vivir tu proceso de desarrollo personal. Puedes vivir esta experiencia de cambio y transformación para superar tus problemas, límites o conflictos habituales de otras múltiples formas. Se trata de aprender a soltar lo que crees que eres y necesitas, de tal forma que crees que tu visión de la vida es la realidad, para ampliar tu punto de vista y vivir un proceso de cambio que te ayude a superarte como persona.

Ahora voy a hacerte la propuesta de la que te hablé. Se trata de que me escribas un email a ruben@eyecoachs.com donde me cuentes tu situación, qué te ocurre, y qué te gustaría conseguir que aún no hayas conseguido. Te contestaré para ayudarte a dar los primeros pasos en tu proceso de cambio.

​Por mi parte, termino este artículo a las 00:45 de la madrugada, satisfecho, feliz de sentir esta hipervigilancia nocturna que me ayuda a estar más consciente, y aunque esté muy cansado, también tengo muchas ganas de que pasen el montón de horas necesarias para volver a verle jugar y sonreír (aunque también se enfade). Más que tener o no tener hijos, te deseo este estado. Es algo que depende de cómo quieras mirar la vida y lo que te ocurre y puedes dar.

Si quieres vivir tu proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, programa de gestión de emociones para dar los primeros pasos (superar el miedo, la ira, culpa, inseguridad, etc.)

Gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un psicólogo y coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He acompañado a personas de 7 hasta países diferentes (España, Argentina, Ecuador, Chile, México, Colombia y EEUU). Empoderamiento humano es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies