​EL SIGNIFICADO DE LAS EMOCIONES (y cómo tenerlas a tu favor)

​Los seres humanos siempre estamos emocionados. Durante cada segundo del día sientes algún tipo de emoción y no solo te influyen en tu estado de ánimo, sino en cada decisión que tomas. Puede que sientas ira, culpa, ilusión, paz, ansiedad, esperanza, miedo, orgullo, creatividad... tras cada uno de tus estados hay emociones. ¿Pero cuál es el significado de las emociones? Las emociones son tu energía fundamental y conocer su significado y saber gestionarlas determina tu desarrollo tanto personal como profesional... sin embargo, normalmente las ignoramos.

​¿Por qué somos tan inconscientes en relación a algo tan importante como nuestras emociones?

Porque hemos vivido durante mucho tiempo en base a una creencia errónea y limitante: que las emociones son nuestro lado irracional. Sin embargo, hoy día sabemos que el ser humano no piensa ni decide de forma totalmente racional, sino que siempre se deja llevar por sus emociones (dejar las emociones a un lado es el mayor error que podrás cometer, porque eso solo te hará inconsciente en relación a las emociones que ya sientes?

¿Qué es lo que ocurre cuando no conoces el significado de tus emociones y no sabes gestionarlas?

Es habitual vivir con miedos infundados que te resulta muy difícil superar, ira, conflictos, sensaciones de culpa, inseguridad, ansiedad o angustia. Esto limita tu calidad de vida personal, en tus relaciones, y también profesional (porque tus emociones son las que te llevan a tomar decisiones y condicionan tus acciones). Pero el problema como siempre digo, no son esas emociones sino cómo tú las entiendes y gestionas.

¿Cuál es el significado de esas emociones? ¿Cómo tenerlas a tu favor en lugar de en tu contra?

Vivir un proceso de cambio para transformar tu mundo emocional es la mejor decisión que puedes tomar en tu vida. Hoy vas a poder descubrir el significado de algunas de las emociones más importantes.

Si quieres vivir un proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, un programa de gestión de emociones para dar los primeros pasos.

​El significado de las emociones

​Te dejo con los significados de 6 de las emociones más importantes​.

​MIEDO: el miedo es una emoción que te informa sobre un peligro. Te lleva a protegerte y a ocultarte. Un miedo instintivo sería una emoción que te informa sobre un peligro para tu vida. Un miedo relativo depende de lo que creas sobre el mundo. Todos los miedos son justificados. Una persona puede sentir miedo a un animal y otra a hablar en público, a confiar en los demás, a comprometerse sentimentalmente o a terminar una relación. Cada persona tiene sus miedos y debemos respetarlos todos. Hay dos clases de miedos: miedo funcional y miedo disfuncional. Un miedo funcional es bueno, te ayuda a saber que un estímulo puede dañarte. Un miedo disfuncional es un problema: te aparta de oportunidades para aprender y crecer, te aleja de vivir experiencias, te hace creer que puede haber peligros donde no los hay. No hacemos lo que realmente queremos y necesitamos por miedo disfuncional (miedo al enojo del otro, miedo a lo que puede ocurrir, miedo a la soledad, miedo a la traición, etc.). Un miedo disfuncional puede decirnos que tenemos que tener el control para obtener seguridad, de tal forma que tratamos siempre de controlar nuestras emociones, nuestras relaciones, a los demás (mediante exigencias y presiones). La creencia pudiera ser “si no hacemos esto no obtendremos lo que queremos.” . Eso es en realidad miedo disfuncional, ya que tenemos miedo de perder o de no conseguir lo que queremos. El miedo es la emoción con la cual hay más problemas de gestión emocional, ya que nuestra sociedad nos ha enseñado a relacionarnos desde el miedo y con miedo.

​IRA: la ira es una emoción que nos hace sentir mucha energía y malestar. Nace como un miedo activo. Surge cuando no conseguimos lo que queremos o cuando un estímulo nos molesta. Usamos la ira para resolver problemas. Una ira funcional es aquella que nos informa sobre lo que no nos gusta y expresamos esa ira durante unos segundos. Una ira disfuncional es cuando usamos la ira para relacionarnos con los demás, para controlarles, para exigirles. Nos daña a nosotros y a los demás. También es una ira disfuncional cuando no la expresamos o reprimimos, ya que si no es expresada tiene un efecto mayor y más desagradable sobre nuestro organismo. 

​RESPONSABILIDAD-CULPA: la responsabilidad es una emoción que nos mantiene conscientes sobre las consecuencias de nuestras acciones sobre nosotros mismos y sobre los demás, que puede causar beneficios o daños y pérdidas. Esta emoción nos puede ayudar a ser conscientes de qué queremos o por el contrario ocasionarnos un gran malestar durante mucho tiempo. Cuando esto ocurre, la responsabilidad se transforma en culpa. La culpa es como una responsabilidad disfuncional. Cuando ocasionamos (o creemos ocasionar) un mal a alguna persona, una emoción de responsabilidad funcional dura apenas unos segundos. Nos hace conscientes del error y nos activa para el cambio. Una responsabilidad disfuncional o culpa es la que dura demasiado tiempo, nos hace lamentarnos en lugar de cambiar, nos limita y oprime. Una emoción de culpa es disfuncional a causa de las creencias y normas sociales: “debes hacer esto y lo otro y si no eres una mala persona o mal profesional”. Cuando creemos esto y ocurre algo de lo que somos responsables pero no culpables, podemos culparnos durante muchísimo tiempo. Todas las personas tenemos un grado de responsabilidad sobre lo que ocurre. Si gestionamos bien esta emoción, la culpa no aparecerá en nosotros, sino la responsabilidad. Tampoco nos sentiremos culpables por las presiones de otras personas (que se comunican con la culpa, tratando de hacer sentir culpables a los demás para conseguir sus objetivos personales, a causa también de su propio miedo).

​EXIGENCIA: es una emoción que nos informa también sobre cómo queremos comportarnos. Si la exigencia es funcional, nos ayuda a mejorar y a ser excelentes. Si la emoción de exigencia es disfuncional, nos mantiene en un estado constante de tensión y malestar por conseguir lo que queremos inmediatamente y en un grado de perfección imposible. La creencia sería: “ser exigente es imprescindible para ser excelente”. Si nuestra emoción de exigencia es disfuncional también afecta a las demás personas: les exigimos en exceso y se deterioran nuestras relaciones.

​ENVIDIA: es una emoción que nos informa sobre nuestros deseos insatisfechos y sobre nuestras frustraciones. Es funcional cuando nos ayuda a saber qué necesitamos realmente. Descubrimos esto mediante la observación de los demás. Es disfuncional cuando, en lugar de hacernos conscientes de qué necesitamos y nos gusta, tratamos de destruir a las personas que lo saben y lo disfrutan mediante la crítica. Esa crítica en realidad nos hace daño a nosotros mismos. Nos mantiene en un estado de malestar.

​​VERGÜENZA: es una emoción que nos informa sobre una acción que consideramos negativa y nos perjudica. Depende de códigos sociales sobre lo que es correcto o incorrecto. Por lo tanto, es una emoción muy relativa. Sentirla depende ante todo de cuáles son nuestros códigos sociales. Esta emoción nos ayuda y es funcional cuando nos informa sobre una conducta o acción nuestra que no nos ha gustado.  Es disfuncional y nos destruye cuando nos dice que nuestra conducta no gusta a los demás y eso nos hace sufrir. El problema está en que nos identificamos con esa acción, como si fuéramos esa misma acción.

¿Qué has aprendido sobre estas emociones? ¿Cuáles tendrías que aprender a gestionar mejor?

Te hago una propuesta especial: escríbeme un email a ruben@eyecoachs.com y cuéntame cuál es tu situación y qué te gustaría conseguir (en relación a ti) que aún no hayas conseguido. Te responderé lo antes posible para ayudarte.

Si quieres vivir un proceso de cambio, haz clic en la imagen y regístrate gratis en Emociónate, un programa de gestión de emociones para dar los primeros pasos.

Gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies