​superar la ira en el trabajo: una historia real de superación | Testimonio de Carlos Vaca (Ecuador)

​Aprender a superar la ira en el trabajo es uno de los objetivos más complejos de nuestro día a día.

​Si ya nos enfadamos mucho en nuestra vida cotidiana, en el trabajo esa emoción  nos suele conquistar y perjudica tanto nuestras relaciones como el enfoque que necesitamos para crecer. La ira es una emoción desagradable que te afecta tanto a ti como al entorno. ¿Cómo superarla?

Si buscas por google, encontrarás que la mayoría de resultados hablan de "control de la ira". Pues bien, precisamente ahí está el gran error.

Si tratas de controlar la ira así como cualquier emoción, es como poner agua en una olla a presión y esperar a que se calme. Al final la olla explotará. El objetivo no es controlar tus emociones, sino aprender a entenderlas y saber gestionarlas.

Hoy la solución viene en forma de caso real. Se trata de la historia de Carlos. Él era un empresario de Ecuador preocupado por su vida personal y familiar a causa de la ira que sentía en su entorno profesional. Su historia es, ante todo, humana. Una historia de superación para generar más felicidad y aprender a tener las emociones de su lado.

​Si quieres vivir ese ​aprendizaje, regístrate ahora en Emociónate, un proceso de gestión de emociones gratuito para dar los primeros pasos

​superar la ira en el trabajo es un proceso de crecimiento personal

Cuando la ira te domina en el trabajo te ocurre lo siguiente:

  • ​​Estrés excesivo
  • ​​Se perjudican las relaciones con los compañeros o clientes
  • ​​Pierdes la concentración y el enfoque
  • check
    Se deterioran las relaciones familiares y personales
  • check
    Sientes cansancio durante todo el día
  • check
    ​Se dificulta la productividad


La ira es una emoción natural pero cuando la sientes con demasiada frecuencia, duración e intensidad, es como vivir una pequeña guerra diaria. Una guerra muy desagradable.

​Carlos vivía esa situación pero hizo lo más difícil y valioso: tomar la decisión de vivir un proceso profundo de cambio para entender y saber gestionar sus emociones, en especial la ira.

​Cómo funciona un proceso de gestión de emociones para superar la ira en el trabajo

En realidad, un proceso de cambio para aprender a gestionar tus emociones te ayuda tanto a mejorar en tu trabajo, en tu vida personal, familiar o sentimental, porque cada segundo del día sientes emociones y te influyen tanto en tu estado de ánimo como en cada decisión que tomas

​En el trabajo, sencillamente, se viven de forma muy intensa y te condicionan el día a día.

Un proceso de gestión de emociones para superar la ira en el trabajo solo es un proceso profundo de cambio personal y de autoconocimiento, y el trabajo solo es como el lugar ideal para vivir ese proceso, como si fuera tu lugar de entrenamiento preferido o el "gimnasio para entrenar tus emociones".

Por supuesto, esto no quiere decir que tú seas la única persona responsable. A veces el contexto no es el más idóneo y más en nuestro mundo moderno. Existen situaciones en el trabajo muy molestas y difíciles de gestionar. Sin embargo, no podemos gestionar todo lo que ocurre fuera. Lo único que puedes hacer es saber interaccionar con ello. Para eso tus emociones son la clave. Tus emociones te ayudan a entenderte, a mejorar, a sentirte mejor, a saber aprender de los contextos en lugar de dejarte arrastrar por ellos. Gracias a tus emociones, adquieres más capacidad para gestionar tu bienestar.

El proceso funciona de la siguiente forma:

  • ​​​Primero, tomas conciencia de cómo estás gestionando tus emociones ahora y de cómo esas emociones están alineadas con creencias, valoraciones personales, qué haces, cómo te comunicas, tu forma de verte a ti, al mundo y a los demás
  • ​​Luego, vives un proceso para entender qué quieren decirte realmente esas emociones sobre ti, ya que tus emociones solo te están informando sobre lo que necesitas para mejorar tu vida, y lo que necesitas no está en el contexto (que no puedes controlar del todo) sino en tu interior. Lo que te ocurre es ante todo fruto de tu punto de vista, y si ese punto de vista cambia, todo lo demás cambiará
  • ​​​Luego, diseñas un plan de acción con acciones diferentes para aprender a gestionar esas emociones de forma más funcional. Ese plan de acción te ayudará a poner en juego tu sistema de creencias, mejorar tu comunicación, tu relación con tus emociones, de tal forma que cada vez sientas menos ira, en menos ocasiones y con menos intensidad
  • check
    ​Finalmente, aprendes a gestionar tu mundo emocional de tal forma que construyes tu propio bienestar, con más autosuficiente y positividad. Esto no quiere decir que dejes de enfadarte, sino que entenderás tu enfado y no dominará tu día a día.

Tras terminar su proceso, este es el testimonio que escribió Carlos:

​Carlos Vaca

​Empresario (Azuay, Ecuador)

​Antes de iniciar el proceso me encontraba desorientado en mi situación laboral, no encontraba manera alguna de cómo manejar la situación, el estrés me estaba llevando a situaciones caóticas y enfermizas que afectaban ya no solo en lo laboral, también en mi vida personal y familiar. Cuando inicie el proceso identifique mi área de mejora y esta era la gestión de emociones, por lo que luego de identificar los factores que influían en estas, definí el objetivo a trabajar: “manejar emociones con el fin de disminuir las tensiones que alteran mi carácter” y diseñé el Plan de Acción con el cual trabajaría. El desarrollo del proceso fue de lo más real, al ver reflejado en los demás y en el mío propio, ciertos momentos que alguna vez me tocó enfrentar y cómo de la manera más fácil se pueden solucionar, rompiendo creencias, actitudes, construyendo la personalidad que quería, en base a mis valores y así lograr el bienestar propio y de mi familia, aprendiendo que los más fácil e importante es ser feliz. Lo más importante que aprendí respecto a mi persona es que al romper las creencias mal fundadas que tenía (mis emociones que las creía negativas) las puedo utilizar o transformar positivamente para lograr mi bienestar. De un puntaje del 1 al 10 este proceso se merece 20, la experiencia vivida no se comprara a ningún otro.

Lo más valioso que hizo Carlos fue tomar la decisión de comprometerse e ir hasta el final. Gracias a profundizar en sí mismo y a ser él mismo su cambio, tanto su situación laboral como personal y familiar mejoró muchísimo. Y lo mejor: el cambio fue real y le sirvió para siempre, ya que aprendió principalmente sobre sí mismo.

¿Y tú? ¿Cuáles son los cambios que tendrías que vivir en ti para que todo cambiara? ¿Cuál es el cambio de enfoque que más te ayudaría? ¿Qué tratan de decirte tus emociones?

Las emociones son compañeras de viaje en este camino y es tu decisión querer entender su mensaje.

Si quieres contarme mejor tu situación, puedes escribirme un email a ruben@eyecoachs.com y te contestaré lo antes posible.

Si quieres dar los primeros pasos, regístrate ahora gratis en Emociónate, programa gratuito de gestión de emociones para comenzar con tu proceso

​Mil gracias por pensar en ti,
Rubén Camacho
Psicólogo y coach
Empoderamiento humano (escuela de desarrollo personal online)

Eyecoachs

About Eyecoachs

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies