​cómo recuperarse de una ruptura - 7 claves para crecer y superarte

​Una ruptura de pareja es una de las experiencias habitualmente más dolorosas en la vida de las personas. Es muy frecuente que tras esta experiencia te preguntes cómo recuperarse de una ruptura, pero recuerda que Empoderamiento humano es una escuela de desarrollo personal... aquí no te voy a dar consejos ni tips, sino acompañarte en tu verdadero cambio y crecimiento como persona.

​La clave está en: ¿qué puedes aprender de una ruptura de pareja?

Saber cómo recuperarse de una ruptura pasa por asumir que una ruptura siempre es dolorosa y que no existen fórmulas mágicas para recuperarte en tiempo récord. Que durante un tiempo te sientas mal es solo señal de que eres un ser humano, es normal que sea así y vivir ese duelo es importante para conocerte y crecer.

¿Por qué entonces se busca tanto saber cómo recuperarse de una ruptura?

Porque en una relación se vive un proceso de unión, de confianza, donde dos personas diferentes comparten intimidad, creencias, valores e incluso identidad. Luego, la relación se transforma en una lucha de egos y surgen los conflictos más desagradables. Cuando esa fase no se supera y llega la ruptura, es normal sentir ansiedad, frustración y nostalgia. Son sensaciones desagradables y buscas dejar de sentirlas.

Pero ese es el mayor error de todos.

Te pongo un ejemplo: imagina que tienes un dolor de cabeza muy intenso. Te tomas una pastilla, y el dolor desaparece. Sin embargo, la pastilla solo ha eliminado el síntoma, no el auténtico problema, que es el motivo por el cual te duele la cabeza. Así que al día siguiente te vuelve a doler. Vuelves a tomar la pastilla... ¿Quieres que tu vida sea una sucesión interminable de pastillas para el dolor de cabeza?

La clave está en que averigües qué causa tu malestar más allá del hecho en sí mismo. Es normal que una ruptura duela, pero, ¿por qué a ti te duele de esa forma? ¿Cómo estás gestionando tus emociones? ¿De qué depende tu bienestar? ¿Qué puedes aprender de todo lo que te está ocurriendo?

Una ruptura, en realidad, es una gran oportunidad de cambio. No te sirven las pastillas para el dolor ni las recetas mágicas. Te queda solo aprender y contestar a esta pregunta: ¿quieres aprovechar esta situación en tu vida (por dolorosa que sea) para aprender sobre ti y vivir un proceso de cambio que te lleve hacia tu crecimiento y desarrollo personal?

Si tu respuesta es sí, enhorabuena. Voy a darte las 7 claves para que aproveches esta situación para crecer. Responde las preguntas y aplica en tu vida lo aprendido.

​¿Quieres mejorar tu autoestima y la calidad de tus relaciones? Da los primeros pasos gratis en Supérate.

​7 claves para recuperarse de una ruptura (y crecer como persona)

Aceptar lo natural: como te dije al principio, que te duela una ruptura de pareja solo quiere decir que eres humano. Es perfectamente normal que duela y tratar de evadir ese dolor no es la solución. La pregunta es: ¿qué es un dolor útil? Depende de la intensidad, de la duración... Tras una ruptura, puedes sentirte mejor con el paso de los días y construir una nueva vida en cuestión de pocas semanas. Si esto no ocurre, es porque tu gestión del problema no te está ayudando. Existe demasiado apego, ansiedad, dependencia emocional, juicios de valor, etc. Acepta que es normal que te duela, pero asume también que todo va a cambiar, que el dolor es pasajero, y que solo tú eres quien retiene ese dolor con tus comportamientos y formas de pensar y sentir. Si sientes que "no puedes soltar el dolor", observa en tu conducta qué haces para retener ese dolor y busca la acción diferente, centrada en tu desarrollo, en dar a los demás, en la generosidad... valores, en definitiva, opuestos a lo que implica el apego y la dependencia.

​No hagas juicios de valor: un mecanismo habitual de protección ante el dolor de una ruptura es hacer juicios de valor. Valoras los errores del otro, lo que hizo y no hizo, lo que debió hacer, etc. Estos juicios solo te mantienen en el momento de dolor y centrado en el comportamiento de la otra persona. Lo contrario no es realizar juicios positivos acerca del otro, sino no realizar ningún tipo de juicio de valor. Acepta que cada persona se comporta en función de sus propias perspectivas y necesidades. Tú eres otro mundo. Céntrate en tus perspectivas, en tus necesidades creadas, en cómo estás creciendo. Ni tú necesitas a un otro ni un otro te necesita a ti de forma absoluta. No realices juicios de valor.

​Desarrollar Independencia Afectiva: la independencia afectiva es lo contrario a dependencia emocional. No quiere decir que seas una persona solitaria y totalmente independiente, sino que tu bienestar depende fundamentalmente de ti (no de forma absoluta, ya que es normal que nuestra relación con los demás nos afecte). Trata de verte como si fueras un edificio. Si tus cimientos son fuertes, ningún terremoto o tsunami te derribará. Pero si son inestables, dependientes... el edificio se vendrá abajo. La independencia afectiva es la cualidad fundamental de una buena autoestima. ¿Cómo desarrollarla? Viviendo un proceso de cambio donde aprendas a construir bienestar y a conocerte mejor. Lee aquí si quieres conocer detalles sobre Crece con Independencia Afectiva, el proceso de cambio de la escuela de 3 meses para conseguir este objetivo.

​Entender tus emociones: aprender a entender y gestionar tus emociones es una de los aprendizajes más importantes de tu vida. En una ruptura sientes muchas, así que... es tu gran oportunidad. ¿Qué quiere decirte tu ira? ¿De qué trata de protegerte el miedo? ¿Para qué te sirve la ansiedad, la culpa o la frustración? Ante todo, profundiza en la ansiedad que te lleva una y otra vez a pensar en esa persona o a tratar de contactar con ella. Sabes que no se trata de amor o necesidad, sino de ego. Tus emociones son un reflejo también de tu ego, y esas emociones solo te ayudan a conocerte mejor. Profundiza en esas emociones y tenlas de tu lado en lugar de en tu contra.

​Aprovechar la oportunidad para conocerte: esta vivencia es como una pequeña crisis, y las crisis son oportunidades excelentes para conocerte mejor. Utiliza este momento como un viaje de autoconocimiento. Aprenderás sobre ti, sobre tu relación con el mundo y con los demás, sobre tus valores, tu identidad. Este proceso te ayudará a crecer como persona si eres consciente de quién crees que eres y de tu propósito vital.

​Utilizar este cambio para vivir un proceso de cambio más profundo: como te dije, superar una ruptura de pareja no consiste en que no te duela. Eso no sería humano. Pero puedes utilizar este momento para vivir un proceso de cambio que te lleve a crecer como persona y que ese aprendizaje dure para toda tu vida. Te ayudará a mejorar tu relación contigo, con el mundo y también con una futura pareja.

​Enfoca tu atención en la diferencia: trata de vivir diferente, pensar diferente y actuar diferente. Busca bienestar que puedas construir con tu forma de ser, de comportarte. Haz lo que te haga feliz de forma independiente. Busca experiencias que no hayas tenido últimamente. Trata de enfocar tu atención y tu vida en lo diferente (personas, lugares, experiencias). Si tras cada ruptura las personas nos fuéramos una temporada a otro país o ciudad, todo sería mucho más fácil, ya que nuestra atención se concentra en lo diferente y no en la antigua pareja. Así, el proceso de desapego se acelera. Puedes hacer lo mismo sin necesidad de viajar. Concéntrate en la diferencia.

​Aplica lo que hayas aprendido en tu vida y recuerda que en la escuela te estoy acompañando en tu proceso de cambio. Se trata de que tomes la decisión de crecer.

​¿Quieres mejorar tu autoestima y la calidad de tus relaciones? Da los primeros pasos gratis en Supérate.

​​Mil gracias por pensar en ti,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies