​LOS 9 MITOS DEL DESARROLLO PERSONAL (Y PROFESIONAL)


​El primer paso lo das en la imaginación y los sueños, pero el paso más importante es la ACCIÓN (hacer realidad)
Click to Tweet

​El desarrollo personal está en boca de todos pero pocos lo consiguen. Es un camino continuo con paradas, que dura toda una vida. Sin embargo, a veces pasa el tiempo y todo parece ocurrir de la misma forma. En nuestro tiempo moderno, existen también mil y un mitos que nos limitan para conseguir auténtico desarrollo personal o profesional. Acabar con todos ellos, hoy, depende solo de ti. 

El desarrollo personal está en boca de todos pero pocos lo consiguen. Es un camino continuo con paradas, que dura toda una vida. Sin embargo, a veces pasa el tiempo y todo parece ocurrir de la misma forma. En nuestro tiempo moderno, existen también mil y un mitos que nos limitan para conseguir auténtico desarrollo personal o profesional. Acabar con todos ellos, hoy, depende solo de ti.

​Hola!

​En todos estos años desde que llevo acompañando a personas a conseguir auténtico desarrollo personal (o profesional, fuera cual fuera su interés) me he encontrado con muchas sorpresas.

Pero también con ciertos asuntos que se repiten.

Uno de ellos son los mitos.

He detectado que ​existen nueve mitos y que esos mitos nos rodean constantemente.

Quizá sea el marketing, nuestra frustración o que a veces la mente y la ilusión nos juega una mala pasada.

Lo importante es que están ahí y te confunden mucho.

Hoy vas a poder saber cuáles son y sobre todo vas a tener la oportunidad de dejarles atrás y de comenzar un viaje hacia tu auténtico desarrollo personal.

¿Vas a dar los primeros pasos?

Aquí están los 9 MITOS DEL DESARROLLO PERSONAL (y por lo tanto, también del desarrollo profesional).


​1- L​O CONSIGUES SOLO CON EL TIEMPO


Este es el principal mito y, te lo confieso, el mayor error que yo cometí.

Pensar que el desarrollo personal es algo que ocurre con el tiempo a medida que te encuentras con nuevas experiencias y oportunidades que te haga crecer, es una idea que solo va a llevarte a vivir precisamente las mismas experiencias un año tras otro.

¿Por qué?

Porque por más que pase el tiempo y te encuentres con nuevos retos y oportunidades, nuevas experiencias y personas, tu conocimiento sobre ti mismo, tus hábitos, tu estilo de comunicación, tu forma de gestionar tus emociones o tu sistema de creencias a la hora de entender lo que te ocurre e interpretar el mundo, son las mismas.

Eso no lo cambia el tiempo.

El tiempo es tu aliado... pero solo si haces algo diferente.

Quizá te ha pasado en el ámbito profesional: pasa el tiempo, lo intentas, lo intentas más... pero no pasa nada diferente. El tiempo solo te ubica en diferentes opciones pero nada nuevo parece estar realmente ocurriendo.

Eres tú el que debe crear la oportunidad y para eso eres tú quien debe cambiar.

Por esta razón, muchas personas cambian su realidad y consiguen un gran desarrollo personal en apenas unas semanas tras comenzar un proceso de Coaching. Se dan cuenta de qué deben desarrollar de ellos mismos y cuentan con un plan de acción para conseguirlo.

Gracias a las acciones diferentes, todo cambia, ya que esas acciones diferentes te van a llevar a oportunidades y experiencias completamente nuevas. Y sobre todo, te van a hacer darte cuenta de que tienes mucho más talento y posibilidades de las que crees (tanto en tu vida personal, sentimental, afectiva, como social, profesional, artística, o con tus emprendimientos).

2- L​O CONSIGUES CON LIBROS O CHARLAS

Piénsalo.

El mundo el del desarrollo personal es también un mercado, con sus estrategias de marketing y sus productos.

Te venden libros porque es una forma genial de llegar a muchas personas, a la vez, y por muy poco dinero.

Las charlas también abundan: se consigue llegar a muchas personas en poco tiempo.

¿Pero realmente funcionan?

Si cada libro de auto ayuda que se ha publicado realmente funcionara, todos los seres humanos estaríamos iluminados con solo leerlos.

Pero sabes que no es así, ¿verdad?

Una charla o un libro puede ayudarte, motivarte... pero con el pasar de las horas o los días todo volverá a ser lo mismo.

Consigues auténtico desarrollo personal (o profesional) cuando pasas a la acción.


Cuando te decides a hacer algo completamente diferente. Cuando tienes un plan de acción que te enfoca en un objetivo claro (relacionado con ese desarrollo personal que quieres y te mereces).

Eres tú quien lo hace realidad.

Lo que más puede ayudarte es un entrenamiento con compañía profesional. El resto, es súper interesante... pero no son herramientas realmente poderosas.

3- ​TUS PENSAMIENTOS CONSTRUYEN TU REALIDAD


Este es uno de los grandes mitos.

La psicología ha construido muchas hipótesis sobre el impacto de nuestros pensamientos en nuestra vida.

Pero las redes sociales han construido la idea de que los pensamientos lo son todo (después de que se publicaran muchos libros y teorías que afirman que es así).

Es rotundamente falso.

¿Por qué?

Porque un pensamiento o una creencia es solo tu forma de entender la realidad, pero no la "construcción" de tu realidad.

Tu realidad la construyes con tus acciones: tus conductas, tu comunicación, tus relaciones personales...

Es algo que se puede ver.

Lo que suelen decirte es:

"Tu realidad es consecuencia de tu conducta, y tu conducta es consecuencia de tu pensamiento. Así que cambia tu pensamiento y cambiará tu realidad"

Pero es falso.

Porque, ¿cómo cambiar tus pensamientos?

Por más que repitas mantras o leas libros y quieras cambiar tu forma de pensar, si tu conducta es la misma tus pensamientos van a adaptarse a lo que haces.

Lo correcto es lo siguiente:

"Tu realidad (lo que te ocurre, cómo lo interpretas, cómo te relacionas con los demás y con el mundo, cómo te valoras a ti, etc.) es un resultado de tus pensamientos, actitud y acciones. Para cambiar tu realidad, cambia tus acciones. Tus pensamientos van a seguirte siempre la corriente"

Si cambias tus acciones tus pensamientos van a seguirte, te lo aseguro.

Es un principio básico de la famosa teoría de la disonancia cognitiva.

En tus acciones está la clave. En lo que hagas diferente. En tu plan de acción.


4- SI LO CONSIGUES, SIEMPRE SENTIRÁS PAZ Y AUSENCIA DE PROBLEMAS


Nada de eso.

Es fácil pensar que el desarrollo personal es sentirte iluminado, sin problemas, con una gran sensación de paz.

Hay personas que viajan y sienten esa paz... hasta que paran en una ciudad, tienen una relación estrecha con alguien y comienzan las discusiones.

Desarrollo personal no implica la ausencia de problemas y conflictos, al igual que el desarrollo profesional no implica que existan dudas, malos momentos o pequeños grandes fracaso-aprendizajes.

Desarrollo personal implica que te conoces más, has desarrollado algo más de ti, y eso te lleva a vivir de forma más agradable, con mejores relaciones y resultados.

Pero los problemas seguirán apareciendo, como grandes maestros para que sigas avanzando.

Al igual con las emociones: sentirte triste, con ira o frustración, es perfectamente normal y humano.

Desarrollo personal implica el saber gestionar esas emociones para que no te pesen más de lo debido.


5- ​ES ALGO FÁCIL E INSTANTÁNEO​


Te soy sincero.

A veces, en un proceso de Coaching, he visto cómo las personas conseguían cambios increíbles en solo una sesión.

Se daban cuenta de algo importante. Algo en su mente les hacía "clic".

Parecía que todo había sido súper intenso y poderoso.

Pero en la siguiente sesión, otros problemas aparecieron.

El desarrollo personal y profesional es algo difícil y conlleva tiempo.

Pero no es imposible.

Por eso, la resiliencia (la capacidad para sobreponerse a los problemas) es básica.

¿Cuántas personas conoces que han querido cambiar lo que les ocurría, empoderarse y crecer, pero han sucumbido a las primeras de cambio o llegó un momento donde ya no podían más?

Quizá te haya pasado a ti.

Lo importante es llegar hasta el final.

Si continúas y persistes, lo vas a conseguir, créeme. Lo veo todos los días!


6- ES DIFERENTE DEL DESARROLLO PROFESIONAL​


En este mismo artículo te he hablado de desarrollo personal y profesional a la vez.

¿Por qué?

Porque el desarrollo profesional es en realidad desarrollo personal.

Piénsalo.

¿Cuáles son las habilidades que hace que una persona sea un profesional excelente y crezca en su trabajo o en sus aprendimientos o negocios?

Son sus habilidades personales.

Su capacidad para relacionarse con los demás, para comunicarse, para gestionar sus emociones, para entender, apoyar y liderar al otro...

Por eso, para ser un gran profesional antes debes ser una gran persona.

Es tu desarrollo personal el que te va a llevar a tu desarrollo profesional.

Si solo te interesa el desarrollo personal, perfecto. Pero igualmente, todo lo que aprendas te sirve para tu profesión.


7- TENER METAS ES ALGO RÍGIDO Y NO TE PERMITE "FLUIR"​


Este es uno de los mayores mitos y sobre todo límites para conseguir auténtico desarrollo personal.

Muchas personas dicen que tener metas u objetivos les parece muy rígido, y que prefieren "fluir". Sin embargo, esta es solo una gran excusa para no enfocarte en lo que quieres.

Tener objetivos y fluir es totalmente compatible.

Es más, ambos factores son totalmente necesarios.

Los objetivos son imprescindibles porque te enfocan y te ayudan a pasar a la acción. Gracias a los objetivos, te diriges hacia un desarrollo personal auténtico y genuino. Sabes hacia dónde vas. Quizá, con el tiempo, el objetivo cambie. Eso no importa. Lo importante es que has hecho algo diferente.

A la vez, fluir significa "adaptarte a las circunstancias y aprender de ellas". Eso será imprescindible cuando te encuentres con los primeros resultados y experiencias diferentes en tu viaje personal.

Fluye todo lo que quieras.

Pero ten claro que necesitas algún tipo de meta.

Lo contrario, sería vagar por el océano.


8- JAMÁS HAY QUE CAMBIAR DE META


Te lo acabo de decir.

Los objetivos deben mantenerse firmes, siempre y cuando sean realistas y realmente importantes para ti. Pero las metas, esos pequeños pasos para llegar hasta tu objetivo (que siempre será tu desarrollo y crecimiento personal) pueden cambiar o modificarse.

Es necesario que seas flexible y que vivas con creatividad. Quizá el problema no sea el objetivo ni seas tú... sino el camino. Prueba a cambiar de estrategia y quizá todo cambie.


9- ES ALGO ESPIRITUAL O PARA PERSONAS OCIOSAS


Decir eso es la gran excusa para no querer mejorar y llegar a tu mejor versión.

El desarrollo personal en realidad es para todo el mundo: profesionales, emprendedores y emprendedoras, docentes, padres y madres, adolescentes, personas con dificultades en sus relaciones personales o sentimentales, directivos, gerentes, artistas y deportistas.

Todo lo que vives depende de tu desarrollo personal.

Ahora es cuando te llega el turno a ti.

¿Quieres hacerlo realidad de una vez por todas?

1- Lo consigues solo con el tiempo

Este es el principal mito y, te lo confieso, el mayor error que yo cometí.

Pensar que el desarrollo personal es algo que ocurre con el tiempo a medida que te encuentras con nuevas experiencias y oportunidades que te haga crecer, es una idea que solo va a llevarte a vivir precisamente las mismas experiencias un año tras otro.

¿Por qué?

Porque por más que pase el tiempo y te encuentres con nuevos retos y oportunidades, nuevas experiencias y personas, tu conocimiento sobre ti mismo, tus hábitos, tu estilo de comunicación, tu forma de gestionar tus emociones o tu sistema de creencias a la hora de entender lo que te ocurre e interpretar el mundo, son las mismas.

Eso no lo cambia el tiempo.

El tiempo es tu aliado... pero solo si haces algo diferente.

Quizá te ha pasado en el ámbito profesional: pasa el tiempo, lo intentas, lo intentas más... pero no pasa nada diferente. El tiempo solo te ubica en diferentes opciones pero nada nuevo parece estar realmente ocurriendo.

Eres tú el que debe crear la oportunidad y para eso eres tú quien debe cambiar.

Por esta razón, muchas personas cambian su realidad y consiguen un gran desarrollo personal en apenas unas semanas tras comenzar un proceso de Coaching. Se dan cuenta de qué deben desarrollar de ellos mismos y cuentan con un plan de acción para conseguirlo.

Gracias a las acciones diferentes, todo cambia, ya que esas acciones diferentes te van a llevar a oportunidades y experiencias completamente nuevas. Y sobre todo, te van a hacer darte cuenta de que tienes mucho más talento y posibilidades de las que crees (tanto en tu vida personal, sentimental, afectiva, como social, profesional, artística, o con tus emprendimientos).

2- Lo consigues con libros o charlas

Piénsalo.

El mundo el del desarrollo personal es también un mercado, con sus estrategias de marketing y sus productos.

Te venden libros porque es una forma genial de llegar a muchas personas, a la vez, y por muy poco dinero.

Las charlas también abundan: se consigue llegar a muchas personas en poco tiempo.

¿Pero realmente funcionan?

Si cada libro de auto ayuda que se ha publicado realmente funcionara, todos los seres humanos estaríamos iluminados con solo leerlos.

Pero sabes que no es así, ¿verdad?

Una charla o un libro puede ayudarte, motivarte... pero con el pasar de las horas o los días todo volverá a ser lo mismo.

Consigues auténtico desarrollo personal (o profesional) cuando pasas a la acción.

Cuando te decides a hacer algo completamente diferente. Cuando tienes un plan de acción que te enfoca en un objetivo claro (relacionado con ese desarrollo personal que quieres y te mereces).

Eres tú quien lo hace realidad.

Lo que más puede ayudarte es un entrenamiento con compañía profesional. El resto, es súper interesante... pero no son herramientas realmente poderosas.

3- Tus pensamientos construyen tu realidad

Este es uno de los grandes mitos.

La psicología ha construido muchas hipótesis sobre el impacto de nuestros pensamientos en nuestra vida.

Pero las redes sociales han construido la idea de que los pensamientos lo son todo (después de que se publicaran muchos libros y teorías que afirman que es así).

Es rotundamente falso.

¿Por qué?

Porque un pensamiento o una creencia es solo tu forma de entender la realidad, pero no la "construcción" de tu realidad.

Tu realidad la construyes con tus acciones: tus conductas, tu comunicación, tus relaciones personales...

Es algo que se puede ver.

Lo que suelen decirte es:

"Tu realidad es consecuencia de tu conducta, y tu conducta es consecuencia de tu pensamiento. Así que cambia tu pensamiento y cambiará tu realidad"

Pero es falso.

Porque, ¿cómo cambiar tus pensamientos?

Por más que repitas mantras o leas libros y quieras cambiar tu forma de pensar, si tu conducta es la misma tus pensamientos van a adaptarse a lo que haces.

Lo correcto es lo siguiente:

"Tu realidad (lo que te ocurre, cómo lo interpretas, cómo te relacionas con los demás y con el mundo, cómo te valoras a ti, etc.) es un resultado de tus pensamientos, actitud y acciones. Para cambiar tu realidad, cambia tus acciones. Tus pensamientos van a seguirte siempre la corriente"

Si cambias tus acciones tus pensamientos van a seguirte, te lo aseguro.

Es un principio básico de la famosa teoría de la disonancia cognitiva.

En tus acciones está la clave. En lo que hagas diferente. En tu plan de acción.

4- Si lo consigues, siempre sentirás paz y ausencia de problemas

Nada de eso.

Es fácil pensar que el desarrollo personal es sentirte iluminado, sin problemas, con una gran sensación de paz.

Hay personas que viajan y sienten esa paz... hasta que paran en una ciudad, tienen una relación estrecha con alguien y comienzan las discusiones.

Desarrollo personal no implica la ausencia de problemas y conflictos, al igual que el desarrollo profesional no implica que existan dudas, malos momentos o pequeños grandes fracaso-aprendizajes.

Desarrollo personal implica que te conoces más, has desarrollado algo más de ti, y eso te lleva a vivir de forma más agradable, con mejores relaciones y resultados.

Pero los problemas seguirán apareciendo, como grandes maestros para que sigas avanzando.

Al igual con las emociones: sentirte triste, con ira o frustración, es perfectamente normal y humano.

Desarrollo personal implica el saber gestionar esas emociones para que no te pesen más de lo debido.

5- Es algo fácil e instantáneo

Te soy sincero.

A veces, en un proceso de Coaching, he visto cómo las personas conseguían cambios increíbles en solo una sesión.

Se daban cuenta de algo importante. Algo en su mente les hacía "clic".

Parecía que todo había sido súper intenso y poderoso.

Pero en la siguiente sesión, otros problemas aparecieron.

El desarrollo personal y profesional es algo difícil y conlleva tiempo.

Pero no es imposible.

Por eso, la resiliencia (la capacidad para sobreponerse a los problemas) es básica.

¿Cuántas personas conoces que han querido cambiar lo que les ocurría, empoderarse y crecer, pero han sucumbido a las primeras de cambio o llegó un momento donde ya no podían más?

Quizá te haya pasado a ti.

Lo importante es llegar hasta el final.

Si continúas y persistes, lo vas a conseguir, créeme. Lo veo todos los días!


6- Es diferente del desarrollo profesional

En este mismo artículo te he hablado de desarrollo personal y profesional a la vez.

¿Por qué?

Porque el desarrollo profesional es en realidad desarrollo personal.

Piénsalo.

¿Cuáles son las habilidades que hace que una persona sea un profesional excelente y crezca en su trabajo o en sus aprendimientos o negocios?

Son sus habilidades personales.

Su capacidad para relacionarse con los demás, para comunicarse, para gestionar sus emociones, para entender, apoyar y liderar al otro...

Por eso, para ser un gran profesional antes debes ser una gran persona.

Es tu desarrollo personal el que te va a llevar a tu desarrollo profesional.

Si solo te interesa el desarrollo personal, perfecto. Pero igualmente, todo lo que aprendas te sirve para tu profesión.


7- Tener metas es algo rígido y no te permite "fluir"

Este es uno de los mayores mitos y sobre todo límites para conseguir auténtico desarrollo personal.

Muchas personas dicen que tener metas u objetivos les parece muy rígido, y que prefieren "fluir". Sin embargo, esta es solo una gran excusa para no enfocarte en lo que quieres.

Tener objetivos y fluir es totalmente compatible.

Es más, ambos factores son totalmente necesarios.

Los objetivos son imprescindibles porque te enfocan y te ayudan a pasar a la acción. Gracias a los objetivos, te diriges hacia un desarrollo personal auténtico y genuino. Sabes hacia dónde vas. Quizá, con el tiempo, el objetivo cambie. Eso no importa. Lo importante es que has hecho algo diferente.

A la vez, fluir significa "adaptarte a las circustancias y aprender de ellas". Eso será imprescindible cuando te encuentres con los primeros resultados y experiencias diferentes en tu viaje personal.

Fluye todo lo que quieras.

Pero ten claro que necesitas algún tipo de meta.

Lo contrario, sería vagar por el océano.


8- Jamás hay que cambiar de meta

Te lo acabo de decir.

Los objetivos deben mantenerse firmes, siempre y cuando sean realistas y realmente importantes para ti. Pero las metas, esos pequeños pasos para llegar hasta tu objetivo (que siempre será tu desarrollo y crecimiento personal) pueden cambiar o modificarse.

Es necesario que seas flexible y que vivas con creatividad. Quizá el problema no sea el objetivo ni seas tú... sino el camino. Prueba a cambiar de estrategia y quizá todo cambie.


9- Es algo espiritual o para personas ociosas

Decir eso es la gran excusa para no querer mejorar y llegar a tu mejor versión.

El desarrollo personal en realidad es para todo el mundo: profesionales, emprendedores y emprendedoras, docentes, padres y madres, adolescentes, personas con dificultades en sus relaciones personales o sentimentales, directivos, gerentes, artistas y deportistas.

Todo lo que vivimos depende de nuestro desarrollo personal.

Ahora es cuando te llega el turno a ti.

¿Quieres hacerlo realidad de una vez por todas?
En todos estos años desde que llevo acompañando a personas a conseguir auténtico desarrollo personal (o profesional, fuera cual fuera su interés) me he encontrado con muchas sorpresas.

Pero también con ciertos asuntos que se repiten.

Uno de ellos son los mitos.

He detectado que hay nueve mitos y que esos mitos nos rodean constantemente.

Quizá sea el marketing, nuestra frustración o que a veces la mente y la ilusión nos juega una mala pasada.

Lo importante es que están ahí y te confunden mucho.

Hoy vas a poder saber cuáles son y sobre todo vas a tener la oportunidad de dejarles atrás y de comenzar un viaje hacia tu auténtico desarrollo personal.

¿Vas a dar los primeros pasos?

Aquí están los 9 MITOS DEL DESARROLLO PERSONAL (y por lo tanto, también del desarrollo profesional).

Gracias por estar ahí,

Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies