​cómo mejorar la autoestima y seguridad (Triple post sobre autoestima)

​Ahora que ya sabes qué es y cuáles son las características de una persona con buena autoestima, llega el momento de que des un paso más y sepas cómo mejorar la autoestima y seguridad en ti. Si te has perdido, haz clic aquí para leer el primer post de esta triple serie, sobre las 14 características de las personas con buena autoestima.

Tu autoestima es el reflejo de tu relación contigo. A través de tu autoestima fluye tu motivación, tu afecto, la calidad de tus relaciones, las creencias sobre tus propias capacidades y las actitudes con las que afrontas cada suceso.

​Saber cómo mejorar la autoestima y seguridad en ti no es un proceso mágico que ocurra cuando leas libros, tips o artículos. Es algo que solo ocurre si te decides a hacer algo diferente que cambie tu relación contigo y con el mundo.

Así que eso, precisamente eso, es lo que vengo a ofrecerte hoy: compañía para que de una vez por todas inicies esas acciones diferentes que te lleven desde donde estás hasta donde puedas estar.

Esa y no otra es la gran motivación de esta escuela de desarrollo personal. Por eso no te traigo un artículo que te sirva solo para entretenerte, reflexionar o pensar que todo se ha solucionado ya. Te traigo un triple post para que profundices lo máximo posible sobre la autoestima y descubras cómo mejorar la autoestima y seguridad en ti de una vez por todas a conseguir el cambio que te mereces.

¿Pero cómo vas a conseguirlo?

Lo que te da resultado es iniciar acciones diferentes. ¿Por qué? Porque las acciones diferentes te van a llevar a resultados diferentes, a experiencias distintas, a otras visiones, y poco a poco irán cambiando y mejorando tu autoestima.

​Esa y no otra es la GRAN CLAVE. Trabajar con los pensamientos es complicado porque son invisibles, etéreos y abstractos. Ocurre de igual forma con las creencias o las emociones. Pero con las acciones son observables, son tangibles, son una causa y a la vez una consecuencia, pueden controlarse.

​cómo mejorar la autoestima y seguridad en ti... de una vez por todas

En este artículo vas a poder descubrir cómo mejorar tu autoestima y seguridad en ti, en relación a sus tres grandes aspectos: en relación contigo, en relación con los demás y en relación con el mundo. Estas 3 dimensiones son diferentes y requieren de acciones diferentes.

​Así que, si quieres, toma papel y boli y vamos a por ello. Recuerda: anota todas las acciones diferentes que se te ocurran que te lleven a potenciar tu autoestima en las características o factores que consideres más adecuados para ti. A por ello!

RETOS QUE DEPENDAN SOLO DE TI

La compañía es útil, te ayuda a crecer y a veces es incluso necesaria. Pero trata de que tus retos solo dependan de ti. Imagina que eres músico, actor o actriz. Es genial contar con otros músicos, actores o actrices. 

Pero debes estar preparado para actuar solo y dar una gran actuación en el caso de que los demás fallen o se pongan enfermos. Los retos que dependen de ti, te darán una información sobre ti y te dirán que tienes la capacidad para conseguirlo. Eso fortalecerá tu autoestima. Es importante que sean tuyos y solo tuyos, sin ningún tipo de influencia externa.

AFRONTAR RETOS DE DIFICULTAD MODERADA

Este es uno de los grandes mitos de la psicología sobre autoestima. Si otras personas te "hacen los deberes" (padre, madre, compañeros o parejas) o incluso te alientan demasiado (algo habitual en ciertos padres y madres, también en algunas parejas), solo conseguirán que tu autoestima sea ficticia, débil, y que dependa del apoyo de los demás.

Esto te creará una gran inseguridad y dependencia. Es vital e imprescindible que sepas qué puedes hacer y qué no, qué capacidades tienes y también qué límites. Las personas que te acompañen deben alentarte con equilibrio, sin dominar tu vida.

Por esta razón, escoge retos de dificultad moderada. Son retos que te exigirán esfuerzo pero no demasiado. Si los retos son muy fáciles, será difícil aumentar tu resiliencia y te frustrarás ante las pérdidas. Si los retos son muy complejos, el estrés será mayor y es posible que abandones pronto. Busca retos de dificultad moderada, y recuerda... siempre tus propios retos.

UN LENGUAJE QUE REFLEJE LA AUTOESTIMA QUE QUIERES

Por esta razón, escoge retos de dificultad moderada. Son retos que te exigirán esfuerzo pero no demasiado. Si los retos son muy fáciles, será difícil aumentar tu resiliencia y te frustrarás ante las pérdidas. Si los retos son muy complejos, el estrés será mayor y es posible que abandones pronto. Busca retos de dificultad moderada, y recuerda... siempre tus propios retos.

​HAZ ALGO POR LOS DEMÁS

​Si estás bien contigo mismo, tu motivación estará orientada en hacer algo por los demás. Así que crealo, desde ya, y sin ningún tipo de expectativa. Se trata de una aportación genuina, sin esperar nada a cambio, solo por el mero hecho de hacerlo y aportar de forma positiva. Esto refleja una alta autoestima... así que hazlo y creala.

​CUIDA EL LUGAR DONDE VIVES: TU CUERPO, TU ORGANISMO, TU HOGAR

​Cuidarte es quererte en todo sentido. No se trata de lucir bien para otras personas, sino para ti mismo. Y tampoco se trata solo de estética, sino de salud, buen sueño, orden, higiene, organización. El lugar donde vives, que es tu mente, tu cuerpo y tu hogar, son como el templo donde resides. Cuídalo, porque ahí es donde estás y vas a estar siempre.

​PROFUNDIZAR MÁS ALLÁ DE LA PERSONALIDAD

La personalidad tiene capas como si fuera una cebolla. Cuando profundizas en tu personalidad, descubrirás áreas invisibles como tus creencias, tus actitudes, tu sistema de valores... y por último, en lo más profundo, está tu identidad (esa que te da nombre y apellidos).

​Trata de ir más lejos de esa identidad. Es solo una ficción. Tienes esa identidad porque te tocó vivir esa realidad, pero la realidad auténtica es más amplia y tú puedes moldearte hacia la realidad que quieras a través de tus acciones. Ve más lejos de lo que crees que eres y de quien crees que eres.

​POTENCIA TU INDEPENDENCIA AFECTIVA

Las relaciones con los demás son como espejos. Nos apoyamos, acompañamos, aprendemos los unos de los otros y nos disfrutamos. Las relaciones incluyen un aprendizaje que a veces puede ser molesto o complicado. Nos enfrentamos también a nuestras mayores dificultades. Son, sin duda, una vía maestra para el desarrollo personal y profesional.

Y todo eso ocurre con independencia afectiva... que es tu capacidad para establecer relaciones sanas e independientes, donde tus acciones y reacciones no dependan del otro, de sus expectativas o de las tuyas, sino de ti mismo, por tus propias motivaciones.

​Las relaciones son saludables cuando sirven para compartir dos vidas completas que se disfrutan, no dos vidas incompletas que se han necesitado. Potencia tu independencia afectiva con acciones diferentes e independientes que te reporten afecto por tus propios medios. ¿Cuáles serían esas acciones?

​AUMENTA TU APERTURA

La visión que puedes tener del mundo siempre es limitada porque el mundo es demasiado grande para comprenderlo. Sin embargo, puedes aumentar tu apertura y tu capacidad para reconocer que no lo sabes todo, y que existen mil opciones diferentes que desconoces.

​Aumentar tu apertura te ayudará a salir de esa burbuja que se llama "creer tener la razón" y te llevará a otro lugar donde existen muchas posibilidades, las respetas, y por lo tanto, ya no existirá tanta susceptibilidad o híper sensibilidad hacia lo contrario. Aumenta tu apertura y podrás ver lo que ahora está oculto.

​APRENDE A GESTIONAR TUS EMOCIONES

Tu forma de gestionar tus emociones es también un reflejo de tu autoestima. Si reaccionas con mucha frecuencia con ira, miedo o ansiedad, o si sientes esas emociones por motivos leves y durante demasiado tiempo o intensidad, sin duda necesitas gestionar mejor tus emociones y aumentar tu nivel de inteligencia emocional.

​¿Con qué emociones crees que tienes más dificultades? ¿Qué emociones, que puedas crear tú mismo, hacen que aumente tu autoestima?

​POTENCIA LA COMUNICACIÓN EMPÁTICA

La comunicación empática es tu capacidad para responder al otro de tal forma que signifique que verdaderamente le has entendido. Esto incluye que no interrumpes ni prejuzgas, sino que escuchas, entiendes, respetas y aprendes.

​Cuando te comunicas según el canal del otro y respetas su mundo interno, demuestras seguridad y una autoestima fuerte y estable. Comunícate para contactar, no para confrontar o meramente expresarte.

​ENTIENDE EL ASPECTO POSITIVO Y VALÓRALO

​Por supuesto, no todo es positivo y ni el positivismo te va a llevar a un cambio real. Pero en cada situación, en cualquiera, hay siempre un pequeño aspecto positivo que puedes encontrar y valorar. Ese es tu ancla para superar cada situación, crecer y mejorar tu autoestima. ¿Cuáles son tus mayores aprendizajes?

​DALE CALIDAD A TUS RELACIONES Y CÍRCULOS

​​Dale calidad a tus relaciones fomentando la creatividad, las nuevas opciones, el aprendizaje mutuo y las experiencias enriquecedoras. Pero tampoco te congeles con las relaciones que conoces. Amplía tus círculos, date a conocer y conoce. La autoestima crece, se equilibra y brilla entre la novedad y la calidad.

​RESPETA, ENTIENDE, VALORA

El mundo, lo que ocurre allá fuera, las reacciones de las personas, sus ideas o impresiones, tienen una razón de ser y una motivación. Cada persona es un resultado de sus circunstancias y también de su capacidad para manejarlas y entenderlas.

​Si a ti, durante tanto tiempo, te ha atrapado una idea, también puede ocurrirle a los demás. Así que frente al mundo, ante todo, siente respeto, comprensión y valoración. Es lo que haría una autoestima alta y equilibrada: comprender, asumir y respetar.

​CONCRETA, NO GENERALICES

​Busca ser concreto, especificar y profundizar. Descubrirás que no todo es tan fácil, y por lo tanto... juzgarás menos. Los juicios de valor afectan a la autoestima y la deterioran. Reflejan que se necesita una minusvaloración para sentir una valoración propia. Se trata de una autoestima dependiente y afectada. Trata de concretar, no juzgar, tener apertura, querer aprender y valorar. Todo cambiará.

​CONSTRUYE UNA APORTACIÓN

Decide cuál va a ser tu aportación al mundo, tu propósito, una motivación genuina e independiente (que no tenga que ver con el dinero, tu imagen, tus logros o tu orgullo). Piensa solo en la aportación positiva que dejas en el resto. Y hazla realidad. Una buena y equilibrada autoestima es quien lo hace... así que no esperes más y  hazlo real. Tu autoestima crecerá hasta el Himalaya.

​¿Cuáles son las acciones diferentes que justamente a ti te ayudarían a aumentar, cambiar o fortalecer tu autoestima?

Te recuerdo que esto aún no ha terminado. Aún queda la tercera y última parte, de la cual no habrás apenas leído: "CÓMO AYUDAR O ACOMPAÑAR A LOS DEMÁS PARA AUMENTAR SU AUTOESTIMA".

Porque somos seres sociales y ayudarnos y acompañarnos es lo que nos hace humanos. Lo que quieras para ti, tienes que saber también darlo. A mí, te lo reconozco, me encantaría acompañarte en ese proceso... ​

​Gracias por pensar en ti,
​Rubén​

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un psicólogo y coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He acompañado a personas de 7 hasta países diferentes (España, Argentina, Ecuador, Chile, México, Colombia y EEUU). Empoderamiento humano es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies