​Los 6 mitos de la inteligencia emocional

Un mito es una mentira que hemos contado tantas veces y las han contado tantas personas que se transforma en una realidad dentro de tu mente, de tal forma que te limitas y no descubres todo lo que puedes conseguir gracias a ir más allá de los mitos. En este artículo te voy a contar los 6 mitos de la inteligencia emocional o gestión de emociones. 

​¿Quieres ir más allá de los mitos? ¿Cuál es el mito que estás creyendo ahora? ¿Qué es lo que no has hecho por creer un mito?ar el tren de la vida y ser consciente de quién realmente eres más allá de lo que creas sobre ti.

Sea cual sea el momento de desarrollo personal que tengas ahora en tu vida o las dificultades (personales o profesionales) que tengas, la solución es vivir un proceso de cambio donde aprendas de ti y aprendas a entender y a gestionar tus emociones de otra forma.

El gran problema es que la Inteligencia Emocional está rodeada de mitos. Precisamente por ser tan popular, es un área del desarrollo personal y profesional que se ha visto salpicada por muchas mentiras que nos confunden y nos apartan de nuestros objetivos más importantes y valiosos. Son demasiadas las personas que hablan sobre ello sin tener una auténtica formación ni experiencia. Eso confunde... y mucho.

¿Qué puedes conseguir gracias a la inteligencia emocional? ¿Es para ti? ¿Qué visión tenías hasta ahora? ¿Hasta qué punto es importante para ti?

Hoy vengo con el propósito de que rompas todos los mitos que existen sobre la Inteligencia Emocional para que descubras realmente qué es, para qué te sirve, y todo lo que puedes conseguir gracias a esa habilidad.

Será como un viaje donde te vas a despojar de una venda y vas a ver más de lo que estabas viendo. Eso, siempre implica ir más allá de donde habías imaginado.

Vamos con el primer mito!

​Si quieres aprender a entender y a gestionar tus emociones, regístarte en Emociónate (haz clic en la imagen), programa gratuito de gestión de emociones para dar los primeros pasos con mi compañía

​​mitos de la inteligencia emocional o gestión de emociones

1 DEPENDE DE TU "INTELIGENCIA"...

Uno de los principales mitos que existen alrededor de la Inteligencia Emocional (es el primero que surgió) es que es una habilidad que depende de la "inteligencia" de la persona. De esta forma, hay personas con un mayor "nivel" de inteligencia emocional que otras. Esto fue lo primero que se pensó y es el gran mito y principal error a la hora de entender esta habilidad humana.

​​De hecho, el término inteligencia aún no ha sido definido por los psicólogos y psiquiatras con un total consenso (llevan intentándolo desde el año 1921... y nada).

Así que, más allá del marketing, el término adecuado es "gestión emocional" o "gestión de emociones". Y esta es una habilidad que todos los seres humanos tenemos, ya que todos sentimos emociones constantemente y nos afectan e influyen en nuestra vida diaria, en nuestra toma de decisiones y modo de entender la vida y pasar a la acción.

Si unas personas tienen una mayor habilidad, es porque han prestado atención a esa capacidad y la han entrenado. El resto de personas, no tienen realmente un nivel "bajo" de Inteligencia emocional, sino que aún no le han dado la importancia que se merece.

​Cualquier persona, cuando entrena su gestión emocional lo suficiente y vive un proceso auténtico de cambio y desarrollo personal, puede tener un fantástico nivel de inteligencia emocional o gestión de emociones.

Y este puede ser tu caso...

2 NO ES PARA MÍ, SINO PARA PERSONAS CON PROBLEMAS EMOCIONALES

Lo primero que supimos sobre Inteligencia Emocional es que es una habilidad más importante que la inteligencia clásica para conseguir bienestar, buenas relaciones personales, éxito o superación. La ​gestión de emociones implica que te conoces con profundidad, que sabes conectar con otros, que sabes expresar qué ocurre, qué sabes qué sientes y cuáles son los motivos, y sobre todo, sabes utilizar esa energía para crecer y progresar.

Lo segundo que se pensó es que es una habilidad solo para personas que tienen "problemas" emocionales o que aún no han entrenado la habilidad... y es no solo un mito, sino un gran error.

Todos los seres humanos sentimos emociones y  nos influyen en nuestro día a día y toma de decisiones.

Quizá ​entiendas tus emociones razonablemente bien pero mañana tengas una nueva experiencia que no comprendas y que te haga gestionar una emoción de forma disfuncional. Realmente, no existen las personas que tengan un "alto" nivel de inteligencia emocional y que les dure toda la vida...

​Así que no, la inteligencia emocional no es para personas que no hayan entrenado esa habilidad tan natural. Es para cualquier persona siempre y cuando lo necesite en un momento dado de su vida, en función de sus objetivos, retos, necesidades o conflictos. La gestión de emociones puede ser un objetivo y también un área de mejora en cualquier momento.

3 ES UNA HERRAMIENTA SOLO PARA EL DESARROLLO PERSONAL

La Inteligencia Emocional se hizo luego tremendamente popular, especialmente entre los directivos, ejecutivos, gerentes, en las empresas y grandes multinacionales. Descubrieron un hecho muy natural: que el resultado de cualquier empresa o institución no depende principalmente del producto, la marca o la logística, sino del estado de desarrollo personal y bienestar de las personas que convivían en dicho lugar. Potenciar entonces la inteligencia emocional era un baluarte básico.

¿Y qué pasó después? Que rápidamente se comenzaron a ofrecer talleres de inteligencia emocional para todo tipo de personas, como herramienta potente de desarrollo personal. Con el tiempo, surgió el gran mito: la inteligencia emocional sirve para el desarrollo personal... y sí, es cierto, pero no solo sirve para eso. Sirve para el desarrollo personal, para el bienestar, para el auto conocimiento, para el crecimiento, para las empresas, para emprender, para desarrollarte como profesional.

Una persona con intereses profesionales o como emprendedor que descuide esta importante habilidad se está olvidando de respirar: algo natural, que debe ocurrir... y que puede matarte si dejas de hacerlo.

La inteligencia emocional no es solo entonces para el desarrollo personal sino para potenciarte como profesional o emprendedor, como deportista o artista, como docente o investigador. Siempre sientes emociones y son una energía muy poderosa cuando están de tu lado.

4 ES PARA LAS EMPRESAS O PARA EL DESARROLLO PROFESIONAL

​Muchas personas creen que, por ser habitual trabajar con Inteligencia Emocional en algunas empresas o por parte de emprendedores (que son realmente empresas o instituciones inteligentes, lugares que quieren lo mejor para las personas), entrenar esta habilidad humana es algo propio del mundo profesional.

Nada más lejos de la realidad.

A lo largo de todos estos años, he acompañado para potenciar el nivel de Inteligencia Emocional a emprendedores y profesionales
, pero también a artistas, deportistas, padres, madres, adolescentes, personas que en definitiva querían mejorar su bienestar, sus relaciones personales o de pareja, su auto conocimiento o su vida familiar.

Quizá te sorprendas: he ​acompañado en procesos de cambio a deportistas que necesitaron entrenar su gestión de emociones (miedo y autoestima) para mejorar su disciplina y conseguir mejores resultados. También me ha ocurrido con artistas, que necesitaban potenciar su confianza en sí mismos (y eso también implica emociones) para conseguir un salto de nivel.

La inteligencia emocional es entonces para todo el mundo, ya que tus objetivos no los elijo yo... los eliges tú, y las emociones siempre están detrás todo.

5 EL GRAN MITO: LAS EMOCIONES "NEGATIVAS"

Este para mí es el gran mito y te reconozco que es el que más combato y peores dolores de cabeza nos da. Se trata del mito de pensar que "algunas emociones (como la ira, el miedo, la ansiedad, el orgullo o la tristeza) son negativas por el mero hecho de ser desagradables.

Todas las emociones son positivas en sí mismas, ya que necesitamos sentirlas para saber cómo interpretamos una situación o a nosotros mismos. La ira es útil porque nos sirve para saber que algo que ocurre no nos gusta, y nos ayuda a sobrevivir.
El miedo es útil porque nos informa sobre una situación hacia la que todavía no estamos preparados, y nos ayuda a prepararnos. El gran problema, es gestionar estas emociones de forma disfuncional y dejarnos atrapar por ellas por siempre.

El término "emociones negativas" realmente procede de la psiquiatría, que usa este concepto para realizar sus diagnósticos. Pero sentir tristeza, ira, miedo... es natural y nos hace humanos. El problema estriba en, como decía Aristóteles, sentirlas "con demasiada intensidad, con la persona inadecuada, por los motivos incorrectos, y con demasiada frecuencia".

También añado: el gran problema es cuando estas emociones no te dejan crecer... pero eso solo significa que no las estás gestionando bien, no que esas emociones por sí mismas sean "negativas".

6 ES ALGO QUE PUEDES CONSEGUIR CON LIBROS O CHARLAS

Este mito, en realidad, es común para cualquier aspecto del desarrollo personal o profesional. Hoy día abundan tantos libros, charlas, vídeos, que mucha gente suele pensar que solo con esa información van a poder conseguir un cambio de 180º.

La realidad es diferente.

Piénsalo: si los libros de autoayuda funcionaran... ¿por qué no nos iluminamos todos de repente?

No funcionan porque solo son libros, que pueden darte alguna pista pero no conseguir el desarrollo personal o profesional que solo tú puedes conseguir con tus acciones.

Charlas o vídeos tampoco son útiles para ello. Pueden motivarte y ayudarte a tomar la decisión de iniciar el camino, pero no supondrán que andes el camino completo.

Lo único que te ​lleva a conseguir el desarrollo personal o profesional que quieres, puedes conseguir y te mereces, es que hagas algo diferente. Tú debes recorrer el camino, atreverte, iniciar un plan de acción con acciones diferentes, y comprometerte hasta el final para conseguir un cambio real en tus acciones, actitudes, sistema de creencias, comunicación, valores, y por supuesto, también en tu sistema de gestión de emociones.

Si quieres aprender a entender y a gestionar tus emociones, regíst​rate en Emociónate (haz clic en la imagen), programa gratuito de gestión de emociones para dar los primeros pasos con mi compañía.

​Gracias por estar ahí,
Rubén

Rubén Camacho

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies