.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 
¿DESARROLLO PERSONAL O PROFESIONAL? ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE BUSCAS?

¿DESARROLLO PERSONAL O PROFESIONAL? ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE BUSCAS?

¿DESARROLLO PERSONAL O PROFESIONAL? ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE BUSCAS?

Para conseguir el desarrollo personal o profesional que deseas y te mereces (sea lo que sea que más te interese o importe), el primer paso es saber de qué punto partes y hacia dónde quieres dirigirte. ¿Es tu desarrollo personal el que te lleva al desarrollo profesional? ¿O es el desarrollo de habilidades profesionales el que te lleva al desarrollo personal que necesitas? ¿Qué es lo que realmente te conviene? ¿Cuáles son las diferencias?

Me imagino que más de una vez te lo has preguntado.

¿Cuál es la diferencia entre el desarrollo personal y el profesional?

¿Cuál es el que me conviene y el que realmente necesito?

Si me interesan los dos, ¿por cuál debiera comenzar?

Estas son las preguntas que me han hecho la gran mayoría de personas que he acompañado en estos últimos años en un proceso de cambio y transformación para conseguir objetivos y un auténtico desarrollo personal y profesional.

Como siempre existen las dudas, aquí te traigo todas las conclusiones que he obtenido y sobre todo decirte cuál es la gran diferencia y cuáles son las áreas diferentes que se trabajan en el desarrollo personal y profesional.

Te voy a contestar a 3 preguntas.

La primera: ¿qué es el desarrollo personal y profesional y cuáles son las diferencias?

La segunda: ¿cuál es la diferencia de enfoque?

Y la tercera: ¿cuáles son las distintas áreas que se trabajan?

Con esta información, tendrás claro qué es lo que necesitas y hacia dónde debes orientarte. Vamos a por ello!

Para conseguir tu cambio es necesario que primero sepas dónde y para qué comienza ese cambio (auténtico desarrollo personal y profesional)

Click to Tweet

LO QUE HE AVERIGUADO

En este tiempo me he encontrado con dos tipos de personas: las que sabían qué era exactamente lo que querían y las que, o no lo tenían claro, o lo tenían aparentemente claro pero luego descubrieron un área oculta y más importante.

Las personas que buscan su auténtico desarrollo personal lo tienen bastante más claro. Saben qué quieren y qué se los impide. Si no lo saben, con ayuda profesional y con las preguntas adecuadas averiguan lo que antes no sabían y estaba oculto.

En la parcela profesional es donde llegan las diferencias: muchos profesionales me han dicho que necesitaban mejorar ciertas competencias... y se han sorprendido cuando han descubierto que lo que realmente necesitaban era desarrollo personal.

Esta es la conclusión: el desarrollo personal es el que te lleva al desarrollo profesional. ¿Por qué? Porque lo que te hace crecer como profesional son habilidades personales.

Tan claro como eso.

Si quieres potenciar a un equipo como líder, necesitas potenciar tu liderazgo personal y eso implica habilidades personales. Si quieres mejorar tu comunicación, lo que mejora es ante todo tu persona. Si quieres emprender y conseguir buenos resultados, lo que necesitas es cambiar algo de tu persona que te lleve desde donde estás ahora y los resultados que estás consiguiendo, hasta donde puedes estar, con las acciones diferentes adecuadas, para conseguir el desarrollo personal que te mereces y así conseguir otros resultados.

Así que: ¿cuál es la gran diferencia?

Que el desarrollo personal se orienta a objetivos que tienen que ver con la vida diaria (relaciones, autoestima, vida social, bienestar, etc.) y el desarrollo profesional se orienta hacia objetivos que redunden en la profesión (ventas, manejo de equipos, bienestar organizacional, trabajo en equipo, comunicación asertiva, etc.)

La forma de conseguirlo es la misma, aunque los objetivos sean diferentes: cambio y transformación.

Se trata de dejar algo atrás y aprender un nuevo patrón. Y eso, lo consigues con trabajo contigo mismo. Con cambio y transformación. Hay algo que debe desarrollarse en ti.

¿Cuál es la parte de ti que debiera cambiar o desarrollarse para conseguir lo que quieres y te mereces?

LA GRAN DIFERENCIA

Te lo digo claro: la gran diferencia está en experiencias y resultados.

El desarrollo personal busca conseguir otras experiencias (siempre, mediante el cambio y desarrollo de uno mismo, no de los demás o el entorno, ya que eso, aunque influye... no lo podemos cambiar).

El desarrollo profesional busca resultados, que ocurran cosas diferentes que estén relacionadas con los resultados de la profesión o el emprendimiento. Esos resultados pueden estar relacionados con el dinero o con el estrés, con los productos o con cómo se consiguen, con la eficacia y eficiencia o con la felicidad con la que cada persona asume y disfruta de su trabajo.

Ahora contesta a esta pregunta:

¿Qué es lo que realmente buscas?

¿Nuevas experiencias o nuevos resultados?

¿Sentir lo que te ocurre de forma diferente (experiencias) o que lleguen resultados diferentes a tu vida profesional (resultados)?

Lo primero está relacionado con tu visión de ti mismo, tu enfoque sobre lo que te ocurre, tus relaciones personales, tu estilo de comunicación, tu vida social o familiar, o incluso tu capacidad para iniciar un viaje y adaptarte a nuevas situaciones. Todo eso son experiencias.

Lo que ocurre fuera es lo mismo... pero tú lo experimentas de forma diferente.

Lo segundo está relacionado con lo que obtienes en tu profesión gracias al cambio que has conseguido en ti y a las nuevas habilidades que has desarrollado (que las tenías, pero no las entrenaste lo suficiente).

Lo que sí te aseguro es que, seas lo que sea lo que busques, solo vas a conseguir con ACCIONES DIFERENTES, un plan de acción claro, y un cambio y transformación en ti.

Para conseguir experiencias o resultados diferentes... las acciones deben ser diferentes (y eso arrastrará a tus actitudes, creencias, visión de la vida, etc.)

LOS OBJETIVOS COMUNES DEL DESARROLLO PERSONAL

Al final, lo que define si te encaminas hacia el desarrollo personal o profesional, además del enfoque (si buscas otras experiencias más agradables y funcionales en tu vida diaria o resultados más eficaces y eficientes en tu trabajo) son los objetivos que elijes.

Mucha gente te dirá: es mejor vivir sin objetivos, solo fluyendo.

Te aseguro que hasta el Buda tenía objetivos.

Los objetivos no son metas rígidas. Los objetivos son los enfoques y las metas que, precisamente, te ayudan a fluir, a cambiar y a desarrollarte. Tienes que saber hacia dónde vas. Si no lo sabes, vivirás una deriva.

Y una deriva es interesante pero te aseguro que no te garantiza un auténtico desarrollo personal o profesional.

Hasta el viajero que viaja a la deriva (yo lo he hecho!), sin saber qué va a encontrarse y disfrutando de cada aprendizaje y experiencia, lo hace porque tuvo un objetivo: conseguir desarrollo personal (viajar a la deriva es el cómo lo haces).

Te cuento cuáles son las áreas habituales que se trabajan en un auténtico proceso de desarrollo personal:

  • CAMBIO DE VISIÓN: una consecuencia de conseguir un auténtico desarrollo personal es tu cambio de visión con respecto a ti mismo, los demás y el mundo. Si lo sigues viendo todo de la misma manera, según las mismas creencias y valores, lo que hiciste realmente no sirvió. Esta consecuencia, a la vez, es un área u objetivo. Este de cambio de visión se consigue con cualquiera de las áreas que te menciono más abajo. Lo importante es que exista un cambio. ¿Crees que lo que ahora pasa y te molesta o limita es debido a cómo enfocas lo que te ocurre? ¿Pudiera ser de otra forma?
  • AUTOESTIMA: la autoestima no es solo tu relación afectiva contigo mismo, que "te quieras" más o menos. La autoestima incluye tu autoconcepto, lo que crees de ti y del mundo, y te condiciona en todas las decisiones y experiencias que tienes. Trabajar con tu autoestima no consiste en "aumentarla" sino en cambiar tus patrones de autoestima. A veces, aumentar solo consigue una especie de sobreestima donde nada ha cambiado realmente. Si cambia tu autoestima, cambiarán todas tus experiencias (o más bien, tu forma de vivirlas). LEE "EL TRIPLE POST COMPLETO SOBRE AUTOESTIMA"
  • GESTIÓN DE EMOCIONES: sientes emociones cada segundo del día y te influyen en todas tus acciones y decisiones. Aprender a gestionar tus emociones (o aumentar tu nivel de Inteligencia Emocional) es lo que te ayuda a vivir con bienestar, conocerte, conocer a los demás y mejorar tus relaciones personales. LEE SOBRE INTELIGENCIA EMOCIONAL
  • INDEPENDENCIA AFECTIVA: la Independencia Afectiva (muy relacionada con la autoestima) es la herramienta que te ayuda a superar la dependencia afectiva o emocional a los demás. Entrenar esta habilidad o tener ese desarrollo como objetivo te llevará a un auténtico desarrollo personal asombroso.
  • COMUNICACIÓN PARA MEJORAR RELACIONES PERSONALES: todo lo que te ocurre es un resultado de tu comunicación. La comunicación crea todos los problemas del mundo... y a la vez los soluciona. Entrenar tu comunicación te lleva a mejorar tus relaciones personales, ser más proactivo y superarte. LEE SOBRE COMUNICACIÓN EMPÁTICA
  • LIDERAZGO PERSONAL: el liderazgo no es solo una habilidad de jefes o directivos. Es tu capacidad para influir positivamente sobre los demás. Esa habilidad la tienes como pareja, amigo, padre o madre. Todos somos líderes y tenemos un gran potencial por desarrollar. Tu liderazgo es la habilidad personal que te lleva a potenciar a los demás. LEE SOBRE CUÁL ES TU TIPO DE LIDERAZGO

LOS OBJETIVOS COMUNES DEL DESARROLLO PROFESIONAL

Si lo que quieres es conseguir auténtico desarrollo profesional, también vas a tener que entrenar habilidades personales, y son muy parecidas a las que has leído antes.

De hecho, todas las áreas que has leído antes te ayudan también en tu desarrollo profesional sí o sí.

La diferencia, como te dije, es el resultado que quieres obtener gracias a ese cambio. El enfoque (para qué lo haces) es lo que lo cambia todo.

Estas son las principales áreas que se trabajan en un auténtico proceso de desarrollo profesional:

  • PRODUCTIVIDAD: la productividad no es solo lo que consigues, sino cómo lo consigues. Mejorar la eficacia y la eficiencia, aprender a gestionar tu tiempo y los recursos, saber manejar el estrés o en definitiva, conseguir más con menos y de mejor calidad, son las características de una productividad profesional de calidad. Para conseguirla... debes cambiar tú y tus acciones.
  • LIDERAZGO EN AMBIENTE Y EQUIPOS: el liderazgo es una habilidad humana, una influencia positiva sobre los demás, y si su efecto es importante en la sociedad y familias, lo es mucho más en las empresas o instituciones. En el trabajo ser líder es esencial. Es una habilidad que desarrollas también cambiando tus acciones, tu comunicación y gestión de emociones. Los resultados son un reflejo de la transformación de las personas.
  • COMUNICACIÓN ASERTIVA Y EMPÁTICA: los resultados profesionales son también resultado de la comunicación. Si la comunicación es empática o no, asertiva o no, transparente u opaca, lo determina absolutamente todo, y por lo tanto... determina también los resultados. ¿Qué tendría que cambiar en tu comunicación para conseguir ser más eficiente y que también te llevara a sentirte mejor y a mejorar las relaciones personales en el trabajo?
  • INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA MEJORAR EL AMBIENTE Y POTENCIAR EL LIDERAZGO: si cada segundo del día estás emocionado, en el trabajo no iba a ser menos. De hecho, la intensidad de las emociones puede multiplicarse. Ahí, justo en ese entorno, es donde más necesitas que tu nivel de inteligencia emocional o gestión emocional sea adecuado, te ayude y te sirva para ayudar.
  • INDEPENDENCIA AFECTIVA PARA POTENCIAR LA AUTONOMÍA Y EL LIDERAZGO: sí, en el trabajo también puede existir la dependencia afectiva o emocional. ¿Has sido o conocido a una de esas personas que acumulan el trabajo de otros porque cree que es imprescindible o porque tiene miedo de perder reconocimiento y estabilidad si no lo hace todo? ¿Dependes de la afirmación de los demás para sentir que tu trabajo está bien hecho o incluso para comenzar una tarea? Es también un problema de dependencia o co-dependencia. Entrenar tu independencia afectiva te ayuda a ser mejor profesional.

Ahora queda que tú contestes a una pregunta: ¿qué es lo que realmente estás buscando?

¿Qué parte de ti debieras entrenar?

¿Qué habilidades son las que te llevarían a tu auténtico desarrollo personal o profesional?

Elijas lo que elijas, vas a cambiar y a crecer. Te lo aseguro.

Aquí te cuento qué fue ese “algo diferente” que a mí me llevó a mi mayor desarrollo personal y profesional.

¿QUIERES COMENZAR UNIÉNDOTE AL CLUB DE EMPODERAMIENTO?

  • Formas parte de la newsletter y recibirás por email articulos y novedades podrás recibir por e-mail nuestros artículos y novedades.
  • Tendrás acceso a los cursos gratuitos de desarrollo personal y profesional.
  • Contarás con promociones únicas que no aparecen ni en la web ni en redes sociales
  • Podrás hacer las consultas que desees para conseguir el crecimiento que te mereces

Y lo mejor: es gratis.

Suscríbete y comienza un viaje de empoderamiento personal.

En definitiva, ya no tendrás más soledad. Y tu desarrollo personal o profesional, podrá comenzar al fin.

Gracias por estar ahí,

Rubén

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies