.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 
TRIPLE-POST COMPLETO SOBRE AUTOESTIMA (3): CÓMO POTENCIAR LA AUTOESTIMA DE LOS DEMÁS

TRIPLE-POST COMPLETO SOBRE AUTOESTIMA (3): CÓMO POTENCIAR LA AUTOESTIMA DE LOS DEMÁS

TRIPLE-POST COMPLETO SOBRE AUTOESTIMA (3): CÓMO POTENCIAR LA AUTOESTIMA DE LOS DEMÁS

Los seres humanos funcionamos como espejos los unos de los otros. Creamos influencia a través de las palabras, de las acciones, incluso del silencio. Tu autoestima impacta en la de los demás, se relacionan y se afectan. Tu autoestima, a su vez, crece y se desarrolla cuando eres capaz de potenciar la autoestima del otro. Porque si te importa el otro, te importas tú. Y si te cuidas a ti, puedes cuidar al otro. Ese y no otro es el principio fundamental tanto del liderazgo como del bienestar en las relaciones personales o el éxito en el mundo profesional o en los emprendimientos.

Seguro que a lo largo de tu vida te has encontrado con personas que contaban con una muy baja autoestima o un concepto o relación afectiva consigo mismos nada funcional para conseguir sus logros y sueños. Pudiera ser tu pareja, un amigo, o un compañero de trabajo.

Y has querido ayudar. Has querido potenciar al otro. Y te ha resultado muy difícil...

¿Cómo puedes potenciar la autoestima de las personas que te importan?

Tu autoestima se relaciona constantemente con la autoestima de los demás. Tu estilo de autoestima influye en los demás, y la de los demás influye en ti mismo y en la tuya. Si la relación es tan importante, ¿cómo podemos olvidarnos de trabajarla?

Este es uno de los grandes errores del desarrollo personal o profesional. Los procesos están demasiado individualizados.

Te dicen qué debes hacer para conseguir un objetivo con simples tips, como si el mundo estuviera preparado para tus necesidades (créeme, no lo está, ni el Universo te escucha porque tiene demasiadas galaxias que atender... eres tú el que debe estar preparado para las necesidades y circunstancias del mundo, ya que el mundo es mucho más grande que una única persona).

Con respecto a las relaciones personales, te hablan de "personas tóxicas" cuando solo existen modos de relación tóxicas. Todos hemos cometido errores y no sirve de nada señalar o categorizar (salvo para vender libros). En la relación está todo... así que puedes entrenar tu autoestima en relación a cómo impactas en la autoestima de los demás.

Tienes una doble motivación:

1- impactar en la autoestima de los demás porque realmente lo deseas;

2- impactar en la autoestima de los demás porque quieres potenciar la tuya.

Sea cual sea la que uses, es perfecta.

La autoestima ha contado con un triple post para que profundices al máximo. En el primer artículo pudiste leer sobre qué es la autoestima y las 14 características de las personas con una alta autoestima (LEE EL ARTÍCULO "TRIPLE POST COMPLETO SOBRE AUTOESTIMA (1): LAS 14 CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA CON ALTA AUTOESTIMA" PARA PROFUNDIZAR MÁS.)

En el segundo pudiste profundizar sobre cómo aumentar tu autoestima, cambiarla o potenciarla (LEE EL ARTÍCULO "TRIPLE POST SOBRE AUTOESTIMA (2): CÓMO AUMENTAR TU AUTOESTIMA" PARA PROFUNDIZAR MÁS)

Ahora llegas a un tema del que seguro has leído poco: cómo potenciar la autoestima de los demás.

Tanto si te interesa tu desarrollo personal como si quieres crecer como profesional o potenciar tu liderazgo, tu huella e impacto sobre los demás es el gran resultado que te demuestra que ha existido una transformación en ti. Incluso si eres padre, madre, docente... en cualquier ámbito existe influencia sobre otros.

Prepara entonces papel y boli y vamos a por ello... hay algo diferente que puedes hacer para comenzar con tu cambio, y ese algo diferente lo puedes descubrir justo ahora!

Tu impacto sobre los demás es positivo cuando acompañas, no cuando diriges o controlas ("cómo potenciar la autoestima de los demás")

Click to Tweet

Antes de darte las claves, el primer mito que debes superar:

MITO sobre cómo potenciar la autoestima de otros: tú acompañas o potencias... pero no lo haces.

Si quieres ayudar a potenciar la autoestima de los demás, lo primero que debes tener claro es que no vas a conseguirlo por ti mismo. Es la otra persona la que debe aumentar, cambiar o transformar su autoestima. Tú solo puedes acompañar al otro, pero no serás su salvador. Solo puedes acompañarle y ayudarle si la otra persona realmente quiere iniciar ese cambio. Aceptar esto es lo primero que debes hacer si realmente quieres acompañar y ayudar.

Antes de comenzar con cómo puedes potenciar la autoestima de los demás (si te dejan y quieren), es importante que sepas qué es lo que NO debes hacer para mejorar la autoestima de otra persona (de hecho, todo lo que no sirve para mejorarla va a empeorarla).

No te asustes si te sientes identificado como compañero, amigo, pareja, padre o madre... estos errores son muy comunes:

LO QUE NO DEBES HACER PARA POTENCIAR LA AUTOESTIMA DE LOS DEMÁS (O LO QUE DEBES HACER SI QUIERES COLABORAR A DESTRUIRLA)

  • ALENTAR POR TODO: el error más común que cometemos, muy habitual en padres y madres sobreprotectores y en directivos que quieren liderar con sobreprotección y yerran en el intento. Alentar por todo consiste en siempre decirle a la otra persona que lo que hace está bien, que tiene un talento infinito y que en resumidas cuentas puede conseguir todo lo que se proponga. Este tipo de aliento lleva a la persona a pensar que el mundo está a su servicio, y cuando no consigue lo que quiere termina por frustrarse. Este tipo de influencia perjudica a los demás porque hace que su autoestima sea dependiente de ese aliento, tienen una visión de la realidad muy sesgada y confusa, no entrenan su resiliencia (es decir, se rinden ante el primer obstáculo porque sus creencias sobre sus capacidades no se cumplen) y pueden terminar por usar a los demás como meras transacciones para conseguir sus objetivos. Todo esto... por alentar por todo y de forma indiscriminada. Es habitual que esto ocurra con los hijos porque tendemos a protegerlos. Pero esta sobreprotección, sin hacerles saber sus límites y sobre todo que las personas no están disponibles para cumplir objetivos sino para disfrutar de la relación con ellas mediante el respeto y la independencia, solo consigue crear una autoestima dependiente, frágil y muy debilitada. No, no debes alentar por todo... sino alentar por lo que la persona realmente puede hacer, con los límites necesarios (tanto por capacidades personales como por ética). Los límites, por paradójico que parezca, pueden ayudarte más en tu auténtico desarrollo personal y profesional que creer que "todo es posible".
  • DOMINAR, GUIAR O CONTROLAR: cuando una persona tiene la autoestima debilitada solemos verle como alguien débil y necesitado. Sin embargo, esa persona necesita independencia y descubrir sus propias capacidades y suficiencia. Dominar, guiar o controlar la vida de los demás, afectando a sus decisiones, creencias, valores y acciones, solo les hará dependientes y la dependencia está inevitablemente asociada a una autoestima baja o maltrecha. No domines, ni guíes ni controles... acompaña, respeta, apoya, sin querer controlar la acción del otro.
  • TRATAR DE TRANSFERIR LA VISIÓN PROPIA SOBRE LO QUE OCURRE: cada ser humano tiene una visión determinada sobre lo que ocurre en función de su propio sistema de creencias, valores y experiencias previas. Son tuyas, solo tuyas, no de los demás. Imponer tus valores y creencias también es imponer tus límites, tus miedos, y por lo tanto tu propio estilo de autoestima. Ni siquiera si tu autoestima es equilibrada esta opción te ayuda, ya que la otra persona tiene su propia visión, que no va a cambiar salvo que cambien sus acciones. Transferir la visión es, en definitiva, impedir el aprendizaje propio... y una persona con una autoestima maltrecha puede verse muy influida por ideas de otras personas si esas ideas reafirman sus interpretaciones (que pueden ser consecuencia de una baja autoestima).
  • ESTABLECER UNA RELACIÓN DE TRANSACCIONES: esto es muy habitual cuando la persona trata de controlar a los demás. Una relación de transacciones significa que las acciones que haces por otra persona depende de las acciones previas de esa persona, como si fuera un sistema comercial de transacciones o intercambios. Este sistema sirve para controlar al otro, exigirle o dominarle. Es el famoso "si haces esto, tendrás lo que quieres". "Si no lo haces, te lo negaré todo". Ese sistema de transacciones impide que se construya una autoestima saludable y fuerte porque la persona siempre pensará que para conseguir apoyo y sentirse bien necesita comportarse de una determinada manera, como si en la vida todo formara parte de un sistema de dar para recibir. Esa condición genera inseguridad. Una relación sana se establece, siempre, sin ningún tipo de transacción, sino a través de la voluntad y el afecto, de forma genuina, sin esperar nada a cambio. Así, la autoestima también se fortalece ya que tus acciones dependen solo de ti y fluyen de ti. Esa voluntad va a fortalecer tu relación afectiva contigo y tu propia visión de ti mismo.
  • RETARLES: los retos, ante todo, deben ser propios y no impuestos. Retar a una persona con una autoestima debilitada es una acción muy peligrosa. Puedes exponerles a situaciones que no sepan resolver o a sentir que no son valorados si previamente no afrontan un reto o consiguen un objetivo. Los retos deben ser propios y con dificultad moderada.
  • REALIZAR COMPARACIONES: la autoestima debilitada compara mientras que la fuerte no establece medidas. Si realizas comparaciones puedes dañar aún más la autoestima de otras personas. Y cuidado, si la autoestima de alguien es débil, puede ser tan susceptible que vea comparaciones donde tú no tuviste la intención de hacerlas. Por eso debes actuar con mucha precaución, y sobre todo, olvidarte de hacer toda comparación.
  • CRITICAR: la critica hacia la conducta de otra persona, siempre, genera desgaste en esa otra persona. Si su autoestima es débil, aún más. Las personas con una autoestima debilitada siempre buscan aumentarla para superar ese malestar, y esa es un arma de doble filo, ya que no siempre aumentar la autoestima da buen resultado. Pueden terminar por compararse con otro modelo de persona o acciones, buscar lo imposible, exagerar o sobre estimar características de sí mismos para sentirse mejor. Y todo viene por la crítica... así que olvida esta opción.

Estos errores son habituales en padres y madres que sobre protegen o por el contrario no se responsabilizan del cuidado íntegro de los hijos, de parejas que exigen demasiado o de compañeros de trabajo o jefes que buscan favores a cambio.

Como te dije, no te preocupes si te sientes identificado. Son errores habituales que todos y todas hemos cometido alguna vez. Lo importante es el aprendizaje y que te des cuenta de que el auténtico liderazgo no es ordenar, controlar o guiar, sino influir positivamente en los demás. Y esa habilidad, tan humana y que tienes, también es entrenable.

Ayudar a potenciar la autoestima de los demás es también un modo de liderazgo.

La gran pregunta es: ¿qué decisión vas a tomar?

¿Quieres aprender a potenciar la autoestima de los demás?

Existen 6 grandes claves. Ante todo, recuerda que esto es posible solo si la persona realmente quiere cambiar sus patrones de autoestima y mejorarla. Vamos a por ello!

  • POTENCIA SU INDEPENDENCIA: actuar con independencia no significa ser un lobo solitario. Significa que tus acciones fluyen de tu propia motivación y que tu afecto depende principalmente de tus acciones, actitudes y pensamientos. Esa independencia es la que te permite tener relaciones sanas con los demás. Para potenciar la independencia de los demás, te toca apoyar, acompañar, pero valorar las capacidades del otro más que él o ella misma. Cualquier tipo de acción que pueda realizar la otra persona, no la realices tú. Fomenta al máximo su independencia, su capacidad para aprender y desarrollarse. Acompaña, pero no hagas. Enseña, pero no adoctrines. De la independencia fluye la autoestima.
  • TEN PRESENCIA: desde un niño hasta un profesional, socio, pareja o emprendedor. La presencia es clave para potenciar la autoestima del otro. Si un niño o niña siente que sus padres no tienen presencia, no están con ellos, no existe una presencia afectiva o de cuidados básicos, su autoestima quedará muy deteriorada porque construirá la creencia de que no merece afecto o que lo merece solo a cambio de ciertos comportamientos. Además, la persona no aprenderá a cuidarse por sí misma. La presencia, estar accesible y disponible, es básica e imprescindible para niños, estudiantes, parejas, amistades, también para profesionales y socios. Los demás deben sentir que estás ahí. La seguridad aumente y la autoestima mejora.
  • OFRECE SIEMPRE AYUDA: no debes responsabilizarte de las acciones de los demás, pero sí puedes ofrecer ayuda de forma constante. La persona con una autoestima debilitada necesita sentir que sus vínculos afectivos están ahí y ayudan. Solo desde esa ayuda y apoyo puede comenzar un proceso donde potencia su autoestima.
  • REFUERZA CON EQUILIBRIO, NO CON EXAGERACIÓN: reforzar los logros y las cualidades positivas es importante, siempre con equilibrio y no con exageración. Refuerza en su justa medida por los logros conseguidos y alienta a que la persona continúe. Transmitir la idea de "estás creciendo" es muchísimo más valiosa que "ya lo conseguiste porque eres genial".
  • REFUERZA LOS LOGROS Y CRITICA DE FORMA CONSTRUCTIVA: aquí la clave es dar un feedback de calidad. Refuerza el logro y también señala cuáles son las mejoras. Una clave es preguntar antes de dar el feedback. ¿Te puedo hacer una observación? ¿Te gustaría que te hiciera algunas observaciones? Pregunta antes y la persona estará más preparada para asumir cuáles son sus áreas de mejora, porque sin ese conocimiento... no hay cambio ni desarrollo verdadero.
  • SÉ GENTIL: ante todo, sé gentil y amable. Esa cualidad proporciona seguridad en el otro mientras que la agresividad genera confusión e inseguridad. La persona con  una autoestima deteriorada es frágil y si ha tomado la decisión de desarrollarse y mejorar ya cuenta con lo más valioso. Tú eres un aporte y acompañante en ese camino y ser gentil es la actitud adecuada para que esa persona consiga sus logros.

¿Cuál sería la característica principal que te ayudaría a potenciar la autoestima de los demás?

¿Qué parte de ti tendría que cambiar o desarrollarse para conseguirlo?

¿Qué significaría para ti el conseguirlo?

Ahora, llega el momento en que des el paso y comiences el camino. Te confieso que me gustaría acompañarte... aunque antes me gustaría hacerte una propuesta (la puedes leer más abajo).

Aquí te cuento qué fue ese “algo diferente” que a mí me llevó a mi mayor desarrollo personal y profesional.

¿QUIERES COMENZAR UNIÉNDOTE AL CLUB DE EMPODERAMIENTO?

  • Formas parte de la newsletter y recibirás por email articulos y novedades podrás recibir por e-mail nuestros artículos y novedades.
  • Tendrás acceso a los cursos gratuitos de desarrollo personal y profesional.
  • Contarás con promociones únicas que no aparecen ni en la web ni en redes sociales
  • Podrás hacer las consultas que desees para conseguir el crecimiento que te mereces

Y lo mejor: es gratis.

Suscríbete y comienza un viaje de empoderamiento personal.

En definitiva, ya no tendrás más soledad. Y tu desarrollo personal o profesional, podrá comenzar al fin.

Gracias por estar ahí,

Rubén

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies