.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 
EL PENSAMIENTO POSITIVO, ¿AYUDA DE VERDAD?

EL PENSAMIENTO POSITIVO, ¿AYUDA DE VERDAD?

EL PENSAMIENTO POSITIVO, ¿AYUDA DE VERDAD?

La corriente del "pensamiento positivo" ha conquistado el área del desarrollo personal o profesional. ¿Pero realmente es útil? ¿Funciona de verdad? ¿Tiene algún tipo de evidencia empírica o científica? Los resultados dicen que las personas que practican este pensamiento positivo realmente no consiguen un cambio de 180º en su vida... sino creer que lo han hecho a la vez que viven las mismas experiencias.

Supongo que lo habrás leído cientos de veces: "sé positivo", "agradece siempre", "la mente positiva es exitosa".

¿Es verdad que funciona o es todo un timo moderno?

La verdad es que a día de hoy la corriente del pensamiento positivo no cuenta con evidencia empírica que demuestre que las personas realmente cambian su realidad, sus experiencias o resultados simplemente por pensar de forma positiva.

Sin embargo... eso no quiere decir que pensar de forma positiva no sirva para absolutamente nada, sino que no sirve por sí solo.

¿Y qué hay de todos esos tips que te venden que todo será maravilloso solo con pensar de forma positiva?

Estos tips te sirven para creer que determinadas actitudes pueden ayudarte a afrontar mejor los obstáculos, hasta el punto de ver oportunidades en cada suceso y así aprender de forma acelerada justo lo que necesitas para desarrollarte y crecer. Ahora bien... ¿cuál es la herramienta? ¿Repetir frases positivas? ¿Leer textos positivos? ¿Puedes realmente practicar el "positivismo" de tal forma que realmente cambie tu realidad y resultados más allá de hacerte creer que lo estás haciendo?

En este artículo vas a descubrir la verdad sobre el pensamiento positivo, para qué te puede servir realmente, y sobre todo, para que sepas que por mucho que pienses de forma positiva no va a servirte si no haces algo diferente que cambie tus experiencias y resultados. ¿Vamos a por ello?

Ser positivo sirve cuando encuentras oportunidades más allá de las circunstancias, no cuando te olvidas de esas circunstancias

Click to Tweet

REALIDAD VS FICCIÓN

Existe una gran diferencia entre leer y aplicar, la teoría y la práctica. Ser positivo implica ser capaz de recibir los sucesos como estímulos de aprendizaje, de tal forma que siempre verás una oportunidad en cada hecho. La pregunta maestra es: ¿qué tengo que aprender de esto? Después, puede seguir la pregunta: ¿cómo puedo aplicar este aprendizaje a mi vida diaria? Y lo más importante: ¿es este aprendizaje positivo para mí, o lo estoy usando para evadir afrontar otras oportunidades?

A veces, lo que creemos haber aprendido de una experiencia desagradable, es que no debemos afrontar esa situación otra vez. Es decir, huimos. El positivismo, a veces, falla de la misma forma: te dice que seas positivo, pero en ocasiones ese positivismo es una especie de "realismo mágico" que oculta la realidad (estás un poco triste, enfadado, frustrado, etc).

Esto es un factor clave en la GESTIÓN o INTELIGENCIA EMOCIONAL: gestionar correctamente nuestras emociones significa sentir cada emoción, en su grado justo, en el momento justo, sin reprimirla ni disfrazarla. Incluso, la ira, la tristeza, el orgullo o la pereza. Ser positivo te ayuda a encontrar oportunidades, aprendizajes, vías de acción que te ayuden a adaptarte a lo que te ha ocurrido. Pero no te ayuda si solo se trata de pensar que "todo está bien" o que "todo va a estar bien" simplemente porque lo que te ha ocurrido es siempre positivo y beneficioso.

Te tengo que ser sincero: las putadas existen, nos ocurren, y no tienen ningún sentido negarlas. Que te despidan no es positivo, es algo desagradable y molesto que te genera inseguridad y mucho estrés y frustración. Si a una persona deprimida le dices que: "no te preocupes, todo va a estar bien, sonríe", lo más probable es que le hundas aún más. Lo que es positivo es que salgas de esa situación lo antes posible, dentro de las posibilidades reales de la persona. Lo que no sirve para nada es que sientas que todo está bien. Ese pensamiento, precisamente, te llevará a la pasividad y al conformismo. Y eso... no es nada positivo.

Te reto a que encuentres la gran diferencia entre pensar de forma positiva ante un obstáculo o problema (lo cual es muy útil), y lo que realmente ocurre con la corriente del pensamiento positivo actual.

LAS CREENCIAS EN EL POSITIVISMO

¿Por que a veces el positivismo no funciona?

Sin duda, en muchas ocasiones se vende el positivismo como una herramienta mágica, aunque realmente no te aporte un auténtico desarrollo personal largo plazo (si sigues haciendo lo mismo, por muy positivo que pienses, no existe un cambio y un auténtico desarrollo).

Piensa en lo que tú quieres cuando tratas de pensar de forma positiva.

Lo que quieres, en definitiva, es crecer y conseguir objetivos que te hagan crecer y desarrollarte. Si quieres crecer profesionalmente, ése es tu objetivo. Si quieres viajar, ése es tu objetivo. Si quieres tener una familia saludable, ése es tu objetivo. Si quieres tener una formidable vida de pareja, sin ansiedad ni tensiones, ése es tu objetivo. Si lo que quieres es fluir en la vida, sin objetivos, ése también es tu objetivo. Lo importante es: ¿qué actitudes necesitas para alcanzar tu objetivo?

Actitud necesaria: confianza

La confianza es una actitud básica de emprendimiento, éxito, bienestar y crecimiento. Con una actitud de confianza, todas las posibilidades se abren ante ti. Si confías, tu actitud es positiva, constructiva, creativa, afronta problemas y los resuelve. Tener confianza, en definitiva, es sentir y actuar con la energía de saber que todo va a salir bien. Ahora... ¿realmente saldrá bien? Todo depende de tus acciones diferentes, y tus acciones están muy relacionadas con tus creencias. Puedes tener tres tipos de creencias: limitantes, placebo y de crecimiento.

El pensamiento positivo trata de alejarte de tus creencias limitantes... ¿pero realmente te llevan a un efecto de cambio o de placebo?

CREENCIA PLACEBO: Todo va a salir bien

Una persona que crea que "todo va a salir bien", vivirá en un estado de confort, evaluará lo que sucede de forma positiva, tratará de evaluar de forma positiva incluso hasta lo que le frustra. Incluso, luchará por ver de forma positiva... lo que realmente no es nada positivo (lo mires por donde lo mires). Este tipo de creencias están basadas simplemente en sentirte bien, y eso es perfecto... pero tampoco te llevan a nada. ¿Cómo esta creencia pudiera ser distinta, más poderosa?

CREENCIA DE CAMBIO Y CRECIMIETO: Todo va a mejorar de una u otra forma porque depende de mí que sea así

Esta creencia te hace sentir que sí, efectivamente, todo saldrá bien, pero porque tú tienes la responsabilidad de hacer que salga bien. Esta creencia te moverá automáticamente hacia la proactividad, hacia la ACCIÓN, de tal forma que trazarás un plan para conseguir tus objetivos.

¿Y qué ocurre si no los consigues? Sencillamente cambiarás el plan. Lo que es totalmente seguro es que llegarás, ya que todo va a salir bien porque depende de ti. Lo conseguirás más tarde, más temprano, con unas estrategias u otras, pero lo vas a conseguir. Depende de ti. Está en tu poder. Y te aseguro que puedes hacerlo.

Este es un ejemplo de positivismo real, práctico, que realmente nos llevan a la acción, al cambio, al aprendizaje y al desarrollo. ¿Y cómo lo consigues? Yendo más allá de los tips de positivismo, de las charlas, y practicando un cambio real en tu vida mediante acciones diferentes que te lleven a resultados y experiencias diferentes. Acciones diferentes que te desarrollen y que cambien en ti lo que ahora crees que no puede cambiar. Si lees frases en un libro, podrás adoptar creencias que te gusten.

La creencia placebo, en definitiva, te aportaba pasividad, una confianza sin tomar acción. La creencia poderosa te aportaba acción, confianza real, te animaba a usar tus propios recursos. Como ves, la profundidad y el trabajo interior es importante para conseguir resultados en la parte externa, que es lo que te sucede.

Conclusiones: el positivismo ayuda como actitud cuando trabajamos en nosotros mismos, de forma profunda e individualizada. El positivismo como tips, charlas o motivación, se ha demostrado como inocuo, sin demostrar que realmente tenga algún resultado a largo plazo.

Te dejo un video de Bárbara Ehrenreich clave donde se explica por qué el pensamiento positivo no sirve por sí solo:


Gracias por CONFIAR (pero no te olvides de ACTUAR!)

Aquí te cuento qué fue ese “algo diferente” que a mí me llevó a mi mayor desarrollo personal y profesional.

¿QUIERES COMENZAR UNIÉNDOTE AL CLUB DE EMPODERAMIENTO?

  • Formas parte de la newsletter y recibirás por email articulos y novedades podrás recibir por e-mail nuestros artículos y novedades.
  • Tendrás acceso a los cursos gratuitos de desarrollo personal y profesional.
  • Contarás con promociones únicas que no aparecen ni en la web ni en redes sociales
  • Podrás hacer las consultas que desees para conseguir el crecimiento que te mereces

Y lo mejor: es gratis.

Suscríbete y comienza un viaje de empoderamiento personal.

En definitiva, ya no tendrás más soledad. Y tu desarrollo personal o profesional, podrá comenzar al fin.

Gracias por estar ahí,

Rubén

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies