.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 

CÓMO SUPERAR TUS CREENCIAS LIMITANTES

(sin mantras mágicos ni pedidos al Universo)

Lo prometido es deuda!

En el último artículo, titulado "LAS 6 CREENCIAS LIMITANTES MÁS COMUNES", te prometí que te iba a contar cómo superar esas creencias limitantes... y esa es una promesa muy seria.

No te voy a hablar de mantras mágicos, ni de "cómo pedirle al Universo" (el Universo suele estar demasiado ocupado con sus billones de galaxias y agujeros negros). Vamos a ir profundo y de verdad, para que encuentres al fin la forma de superar tus creencias limitantes.

Pero claro... eso no lo vas a conseguir leyendo este artículo, sino si haces ALGO DIFERENTE y te atreves a PASAR A LA ACCIÓN y aplicar lo aprendido. ¿Te atreves a construir tus sueños en lugar de imaginarlos?

¿QUÉ ES UNA CREENCIA LIMITANTE?

Tus creencias (o tu sistema de creencias... ya que todas tus creencias son como una familia con ideas y creencias en común) no son la realidad sino tu interepretación de la realidad. Y esa interpretación que le das a la realidad, a ti, a los demás (es decir... lo que entiendes que es posible, qué no es posible, lo correcto, incorrecto, justo, injusto, bueno, malo, etc.) determina totalmente tus acciones y actitudes (y también tu gestión de emociones, tu comunicación, tus resultados profesionales, la calidad de tus relaciones personales, tu visión de la vida... todo).

Una creencia limitante es entonces un gran obstáculo que tú has decidido poner frente a ti. Una creencia limitante es aquella que te impide tu desarrollo personal (o profesional), porque una y otra vez te lleva a los mismos resultados y experiencias, limita tus opciones y posibilidades y te hace repetir una y otra vez las mismas acciones.

¿Y cómo puedes superarlas?

Te lo voy a contar hablándote de una teoría psicológica de máxima importancia... la teoría de la Disonancia Cognitiva de Leon Festinger.

¿Qué es lo que te hace reaccionar: la realidad o lo que tú supones sobre ella? (Anthony De Mello)

Click to Tweet


Festinger, el investigador y psicólogo, se hizo la siguiente pregunta: ¿qué es lo que impulsa a los seres humanos a cambiar sus creencias, actitudes o conductas? (que es el principio de todo desarrollo personal o profesional... iniciar un viaje de cambio y transformación para potenciar nuestros talentos o personalidad).

Festinger descubrió que lo que motiva a los seres humanos a cambiar sus creencias, actitudes o conductas es "reducir la disonancia cognitiva" (es decir, reducir o incluso eliminar las posibles "incoherencias" entre nuestro sistema de creencias, actitudes y conductas).

Ojo: Festinger no se inventó esta teoría, sino que investigó y mucho, y descubrió que sus hipótesis eran correctas. Las personas cambiamos para reducir la incomodidad y malestar psicológico y emocional que sentimos cuando existe una incoherencia o disonancia entre lo que creemos (sistema de creencias), nuestras actitudes (cómo lo enfocamos) y nuestra conducta (lo que hacemos).

Esa disonancia o incoherencia puede darse entre cualquiera de los 3 factores: creencias, actitudes o conductas. Existen 3 formas habituales que usamos para conseguirlo:

1. Disminuir la intensidad del elemento disonante: es decir, si tu actitud y conducta es coherente pero tu creencia no... se trata de reducir la intensidad de esa creencia. Por ejemplo, si crees que puedes dirigir a un equipo de trabajo con éxito o que puedes conseguir un buen resultado deportivo o vivir con independencia afectiva y emocional, pero tu actitud es derrotista y tus conductas no se dirigen hacia tus objetivos... obtienes los mismos resultados desalentadores, existe entonces una disonancia y reduces la intensidad de tu creencia (pasas a pensar que "no eres tan bueno" o que "no vas a poder conseguirlo") para conseguir una mayor consonancia.

2. Incluir algún elemento extra: siguiendo el mismo ejemplo, si tu creencia es disonante puedes incluir algún elemento extra, como pensar que "puedes conseguirlo pero si te preparas más", o "puedes conseguir mayor independencia emocional pero solo si te apoyan".

3. Cambiar el elemento disonante: aquí la fórmula es cambiar la creencia para que sea coherente con tu actitud y conducta. El problema está en si tus acciones te llevan a lo que realmente quieres... si no es así, es habitual que tu creencia le termine por hacer caso a tus conductas. De ahí que sea tan importante que te decidas a diseñar tu PLAN DE ACCIÓN para comenzar con tus ACCIONES DIFERENTES... porque esta y no otra es la gran vía para el auténtico desarrollo personal o profesional.

Estos son los 3 mecanismos para reducir la famosa disonancia cognitiva que encontró Festinger... ¿pero cuál nos sirve realmente para superar nuestras creencias limitantes?

Solo cuando optamos por el tercer método de forma consciente (cambiar el elemento disonante o esa parte que no es totalmente coherente con lo que quieres) puedes superar tus creencias limitantes. Ahora, te voy a decir cómo.

1

PRIMERO: DETECTA TU CREENCIA LIMITANTE

Tu creencia limitante es la que te está impidiendo hacer algo diferente para conseguir tu desarrollo personal o profesional.

Reflexiona sobre cuál es el resultado o experiencia desagradable que siempre obtienes una y otra vez a medida que pasa el tiempo, como si fuera un círculo vicioso. Sí... ese bloqueo del que aún no sales, o ese "techo" que parece que no puedes superar con respecto a lo que quieres.

¿De qué se trata? ¿Qué creencia te lleva una y otra vez al mismo resultado o experiencia?

Trata de formular esa creencia. Trata de escribirla de forma concreta. Es una creencia del tipo "necesito a alguien para sentirme bien", "soy demasiado joven para emprender", "si me dicen algo negativo es porque yo no valgo la pena o me atacan", "debo controlar a los demás para sentirme con seguridad", etc... Es decir, creencias que limitan tu aprendizaje, que te dan una visión rígida del mundo y que te llevan una y otra vez a las mismas acciones y actitudes.

2

SEGUNDO: FORMULA LA CREENCIA CONTRARIA

¿Cuál sería la creencia contraria?

Una creencia formulada en positivo (evita utilizar la palabra "no", ya que nuestro cerebro no procesa bien ese adverbio... si te dices "no puedo perder esta oportunidad", solo te das el mensaje de que puedes perder esa oportunidad, ya que utilizas el verbo "perder"), en presente y en realizado.

Formula la creencia contraria, que sea coherente con acciones y actitudes que te hagan conseguir lo que por ahora no has conseguido, esté relacionado con tu desarrollo personal o profesional.

¿Ya la tienes?

3

TERCERO: ELIGE LAS ACCIONES DIFERENTES QUE HACEN REALIDAD ESA CREENCIA

Esta es la parte más difícil.

Si repites tu creencia como un mantra, no ocurrirá nada salvo que te lo creas... pero nada cambie. Si le pides al Universo que te haga realidad esa creencia, solo conseguirás sugestionarte, pero nada cambiará (salvo tu creencia de que ha cambiado...).

Para hacer esa creencia realidad, esa creencia que supera tu creencia limitante... debes comprometerte con un PLAN DE ACCIÓN con ACCIONES DIFERENTES que hagan realidad esa creencia. Así, solo así, conseguirás reducir esa "disonancia cognitiva" y superar tu creencia limitante.

Lo haces tú, con tus acciones diferentes... no el Universo obedeciendo a tu pedido. Tú eres tu propio Universo y tus acciones crean experiencias, resultados, formas de ver el mundo... Tus creencias solo te acompañan y puedes elegirlas.

Ahora te toca a ti dar el siguiente paso... ¿Qué puedes hacer diferente para cambiar lo que te ocurre?

¿Cuál es la acción diferente que puede llevarte al desarrollo personal o profesional que te mereces?

¿Cuál puede ser el primer paso?


Aquí te cuento qué fue ese “algo diferente” que a mí me llevó a mi mayor desarrollo personal y profesional.

¿QUIERES COMENZAR UNIÉNDOTE AL CLUB DE EMPODERAMIENTO?

  • Formas parte de la newsletter y recibirás por email articulos y novedades podrás recibir por e-mail nuestros artículos y novedades.
  • Tendrás acceso a los cursos gratuitos de desarrollo personal y profesional.
  • Contarás con promociones únicas que no aparecen ni en la web ni en redes sociales
  • Podrás hacer las consultas que desees para conseguir el crecimiento que te mereces

Y lo mejor: es gratis.

Suscríbete y comienza un viaje de empoderamiento personal.

En definitiva, ya no tendrás más soledad. Y tu desarrollo personal o profesional, podrá comenzar al fin.

Gracias por estar ahí,

Rubén

About Rubén Camacho

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies