.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 

¿QUÉ ES LO QUE OFRECES?

Por_qué_los_niños_deben_tener_una_mascota

Muchas preguntas te rondan por la cabeza.

Constantemente estás pensando en esas preguntas y sobre todo en sus respuestas.

Muchas de esas preguntas comienzan por el “cómo”.

¿Cómo conseguir lo que quieres?

¿Cómo conseguir vender más?

¿Cómo conseguir tu auténtico desarrollo personal?

¿Cómo posicionar tu página web para que sea número 1?

¿Cómo saber si te roban wifi?

Y así hasta un interminable etcétera.

Las preguntas que hoy día nos hacemos están enfocadas en el pragmatismo. Hacemos preguntas prácticas, que nos lleven a un resultado concreto y lo más rápidamente posible. Buscamos respuestas exactas que nos hagan solucionar un problema y aprender algo nuevo en un tiempo récord. Buscamos lo inmediato, en definitiva. Y así es cómo nos olvidamos de las preguntas más difíciles e importantes.

¿Qué es lo que ofreces?

Tanto para diseñar tu plan de marketing, de negocio, de emprendimiento, como incluso para conseguir el desarrollo personal o profesional que necesitas y mereces (que significa “dejar atrás” una serie de conductas, actitudes y creencias habituales en ti, para pasar a construir otro modo de actuar, activarte y percibir el mundo que te lleve a una situación diferente, con experiencias y resultados diferentes), necesitas contestar a esta pregunta.

¿Qué es lo que TÚ ofreces?

Con tu emprendimiento: ¿cuál es la diferencia que tú propones? ¿Qué es lo que has creado, totalmente nuevo (en algún aspecto, aunque parecido a otros productos o servicios que ya funcionan muy bien) y que te hace único?

En tu profesión o incluso con tu labor social, familiar o comunitaria: ¿cuál es la necesidad que satisfaces? ¿Qué es “eso” que le falta a la gente que tú vas a proporcionar?

En tu desarrollo personal, de vida, de crecimiento (llámalo personal, empoderamiento, espiritual, como quieras): ¿qué es lo que tú ofreces a los demás?

De ti hacia los otros

Estamos muy acostumbrados a satisfacer solo nuestras propias necesidades. Creemos (y ésa es una creencia colectiva que se modifica cuando se inicia un auténtico desarrollo personal) que iniciar un proceso de cambio, empoderarnos, crecer profesionalmente, ganar dinero, conseguir ser emprendedores… es un hecho que nos beneficia a nosotros. El protagonista eres tú, y muestras tu éxito y resultados. Eso es lo que visualizas, y hacia eso te diriges.

Pero todo eso solo tiene sentido si realmente aportas al otro. De lo contrario, serías una persona empoderada en tu ermita, en tu montaña solitaria, o en tu perfil de facebook.

Olvídate un segundo de ti y de lo que tú quieres conseguir y céntrate en lo siguiente: lo que tú consigues es el resultado que obtienen los otros a consecuencia de tu influencia y aporte.

¿Qué es lo que ofreces a los demás?

¿Cuál es la influencia positiva que quieres ofrecer?

¿Qué es lo que los demás van a aprender de ti gracias a tu cambio?

¿Qué es lo que ahora no estás ofreciendo y quieres ofrecer?

¿Qué tendría que cambiar de ti para poder ofrecerlo?

Es válido en tu trabajo, en tu emprendimiento, en tu vida personal, familiar o social.

¿En qué pudieras realmente cambiar la vida de las personas?

Todos tus bloqueos, tus límites, tu obstinación, también tus preocupaciones, obsesiones y confusiones, fluyen de un mismo origen: estar únicamente centrado en ti, en tu mente, en tus pensamientos. Centrarte única y exlusivamente en los demás también es una forma de perderse a uno mismo. Se trata de conseguir un equilibrio. Considera ambos aspectos: qué te das a ti (tú mismo, no los otros), y qué ofreces a los demás.

Lo que ofreces a los demás, de forma genuina y valiosa, refleja lo que realmente eres, el cambio que puedes experimentar. Los seres humanos somos seres sociales, gregarios, comunitarios y familiares. Conseguimos nuestro bienestar, éxito y crecimiento en equipo. Observa a los demás y busca tu reflejo. Pero ante todo: no te concentres en el brillo que emites sino en lo que los demás reciben. Ahí, justo ahí, está tu gran cambio (y no me refiero a un cambio de ropa y peinado)

Ten un feliz lunes, un feliz agosto y una gran experiencia en este mismo día.

Gracias por estar ahí!

Rubén

01-positivo

 

 

 

 

Nota: Eyecoachs también está en un proceso de cambio y centrado en lo que ofrece a los demás. En poco tiempo, después de las vacaciones de agosto, ofrecerá algo muy nuevo.

About Eyecoachs

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies