.

¿Quieres saber de qué va esto? Va sobre ti. Esto es lo que vienes a buscar

 

LA VÍA HACIA LA AUTÉNTICA MOTIVACIÓN

De nada te sirve una motivación basada en frases, libros, charlas o arengas… sino te motivas tú. ¿Cuánto tiempo dura lo que no procede de ti?

1Ya sabemos todos lo que ocurre con la motivación… ¿verdad? Leemos libros, buscamos vídeos, acudimos a frases poderosas, o quizá nos motive algún amigo o incluso nos obligan a asistir a arengas en nuestro lugar de trabajo, donde nos dicen que “podemos”, que somos capaces, terminamos con una gran cantidad de energía… pero esa energía termina evaporándose como humo y terminamos en el mismo estado que antes, con las mismas experiencias y resultados, en un círculo vicioso del cual parece que nunca vamos a escapar.

Nadie te dijo que la motivación iba a ser un camino fácil… sin embargo, puede ser más fácil de lo que imaginabas.

¿Cuál es el camino hacia la auténtica motivación? ¿Cómo puedes conseguir motivarte por ti mismo? ¿Qué es lo que, una y otra vez, frena tu motivación y te lleva al estado contrario (desmotivarte)?

2La motivación, aunque no lo creas, es algo muy nuevo, aunque el ser humano siempre haya existido con ese factor psicológico llamado motivación. Antiguamente (en realidad, no hace demasiado tiempo, y en algunos lugares del mundo aún hoy día es así), el hijo de un zapatero nacía zapatero, las clases sociales eran rígidas e infranqueables, y en definitiva, tu vida seguía el mismo guión desde tu nacimiento hasta tu muerte. Pero hoy es muy distinto. Hoy sabemos que podemos superar límites, afrontar retos y superarlos, disfrutar y aprender de ellos, crecer y desarrollarnos; sabemos que contamos con las capacidades necesarias y que todo depende de las decisiones que tomemos (si para ir hacia adelante y responsabilizarnos de lo que nos ocurre y va a ocurrir… o dejarlo todo en manos ajenas, o en nuestras ansiedades, límites o bloqueos), y también, por supuesto… de nuestro grado de motivación.

Quizá te sorprendas si te digo algo muy habitual (cada vez, por suerte, sorprende a menos personas) que digo en una sesión de Coaching o en una sesión grupal de formación o desarrollo personal y/o profesional: “no te sirve de nada que te motive”. Por supuesto, la influencia y la compañía de otra persona puede motivarte a atreverte a alcanzar tus sueños, y mucho, pero no es ni por asomo el principal ingrediente de tu motivación. ¿De dónde viene entonces tu motivación? ¿Qué es lo que hace que, a pesar de sentir motivación, esta desaparezca al cabo de días (u horas)? ¿Cómo podemos sentirnos constantemente motivados?

3Todos sabemos lo que ocurre cuando estamos realmente motivados. La motivación es una de las energías básicas del ser humano, el aspecto volitivo y caliente de nuestra personalidad (junto con las emociones) y ha sido estudiado por docenas de psicólogos. Hoy día, sabemos ya que no es un factor mecánico o que pueda activarse con una pastilla o con una frase poderosa. La motivación es la energía que nos impulsa a tratar de conseguir lo que queremos conseguir, y ese mero impulso significa que creemos que lo podemos conseguir, de tal forma, que finalmente lo conseguimos. La motivación debe estar ahí, debe ser constante, debe permanecer y alimentarte, a la vez que tú puedes también alimentar a tu propia motivación. Sabemos también cuál es la gran diferencia entre actuar con y sin motivación… Los resultados saltan a vista, ¿verdad?

Motivación para torpes

Desde que la motivación es un factor clave para conseguir objetivos o grandes cambios en nuestra vida, hemos tratado de encontrar motivación con resultados desalentadores: la motivación viene y va… y parece que no podemos controlarla. Efectivamente, hay tiempo para todo, a veces nos sentiremos más o menos motivados. Sin embargo, es necesario encontrar una fuente genuina de motivación que siempre esté disponible y que no dure apenas unos minutos… No, las arengas de motivación de algunas empresas a primera hora del día no funcionan (salvo para activarte en la siguiente hora además de causarte problemas de audición si tienes que sufrirla muchos días consecutivos). Tampoco funcionan los libros ni las frases alentadoras, salvo para unos minutos, y en muchas ocasiones para consolarnos en lugar de para motivarnos… La auténtica fuente de motivación real es la que uno puede construir, y eso es lo que aún quizá no hayas encontrado.

Lo que nos separa de la auténtica motivación

Trata de recordar tus primeras acciones del día, quizá en la primera hora. Observa si se dirigen hacia un objetivo determinado. Ese objetivo: ¿ha sido elegido por ti, o está impuesto por tus necesidades? Lo que haces: ¿lo haces porque lo deseas de forma genuina, o porque lo necesitas ya que al no disponer de ese recurso (trabajo, dinero, estatus, pareja, control, etc.) te sentirías mal? ¿Qué es lo que te motiva de forma genuina? (aquello que no has alcanzado aún y que realmente quieres alcanzar). ¿Cuál es el sueño que perdura en ti cada día, con independencia de que lo intentes conseguir o no?

En realidad, lo que nos separa de la auténtica motivación son los mismos límites que nos separan de todo lo demás: de nuestro desarrollo personal y profesional, de nuestro aprendizaje, de nuestro cambio y transformación, de nuestro potencial en definitiva. La motivación auténtica, entonces, no es algo que consigas sumando elementos (libros, frases, técnicas, etc.)… sino restando lo que te impide sentirte motivado por ti mismo, al estar firmemente comprometido con lo que quieres, a la vez de llevar a cabo cada día una serie de acciones que te acerquen cada vez más a ello.

Automotivarte

Encontrar la motivación en ti mismo es un proceso de auto conocimiento. No es necesario que sientas motivación las 24 horas del día, sino la suficiente para continuar adelante con la decisión que has tomado. Es necesario que conozcas cuál es tu objetivo o el lugar hacia el que te diriges (aprender a gestionar tus emociones, desarrollarte como líder y emprendedor, ser más independiente en un sentido afectivo o emocional, aprender a comunicarte de forma empática y eficiente, saber trabajar con personas, etc.), qué es exactamente lo que te limita, qué debes hacer para conseguir ese cambio y transformación, saber cuáles son los pasos a seguir, comprometerte con esos pasos, saber darlos, disfrutar de darlos, así como disfrutar también de los pequeños logros que vas consiguiendo en el camino. Es también importante saber que nuestra personalidad se ha acostumbrado a disfrutar solo de los logros a corto plazo, ya que vivimos muy relacionados con el placer (comida, compras, pequeños momentos afectivos, sensaciones pasajeras de seguridad, elogios de los demás, etc.), con los logros inmediatos. Auto motivarse está muy relacionado con el largo plazo, con objetivos que conseguirás quizá no ahora, sino dentro de un tiempo, de tal forma que tu conducta se mantenga y te lleve poco a poco a lo que quieres en tu vida. Algunas de las claves de la auto motivación son:

  • Compromiso: comprométete con objetivos amplios, no pequeños o basados en detalles. ¿Qué es lo que quieres conseguir en relación a tu propia vida y experiencias con total seguridad? (de tal forma que lo mismo que desees hoy, lo desearías dentro de un año). No nos sirven logros materiales, ascensos, compras o pequeñas fantasías de estatus social o personal. Es importante comprometerte con algo real, grande, totalmente relacionado con lo que realmente necesitas.
  • Gestionar tu frustración: la auto exigencia es buena, te ayuda a avanzar y a explorar tus límites… pero cuidado con la frustración, esa sensación y emoción que puede apartarte de tu objetivo. Si no lo consigues hoy, recoge lo aprendido para seguir avanzando. La auto exigencia sirve para crecer, ya que valoramos lo que ya sabemos hacer y hemos aprendido y lo que nos queda por recorrer. La frustración es tan solo tirar la toalla.
  • Paciencia: sí, mucha paciencia… En muy raras ocasiones podemos realmente medir el tiempo en el que van a llegar los logros (aunque, curiosamente, llegan mucho antes a lo imaginado cuando iniciamos un proceso de desarrollo personal o profesional con compañía experta, como ocurre con el Coaching). La paciencia es un actitud de sabiduría. Avanza todos los días, y a la vez, sé paciente. Llegará todo a su justo tiempo. La impaciencia genera frustración y con la frustración la motivación nos abandona.
  • Conciencia personal y responsabilidad: eres tú, y solo tú, quien debe saber auto motivarse para continuar avanzando hacia el cambio, transformación y desarrollo que necesitas, quieres y mereces. Los demás pueden acompañarte, pero no guiarte o andar el camino por ti. Encuentra tus propias motivaciones y transfórmate en una persona experta en darte lo mejor para seguir continuando.
  • Concéntrate en los logros: en los que vas a conseguir, pero también en los que vas consiguiendo, sean cuales sean importantes para ti. Cada día existen pequeños logros que alimentan nuestra motivación. Focalízate en ellos para seguir avanzando. Si no han existido logros aparentes… recuerda: la paciencia (y más energía y determinación para la siguiente oportunidad).
  • Asegúrate de estar haciendo lo correcto: y lo correcto no es lo que te imponen, ni siquiera lo que tú crees que es lo mejor para ti cuando esa acción está encaminada a una ficción (conseguir un objeto material, un estatus personal, aparentar, dominar a otros, etc.); lo correcto es lo que realmente nace de ti, de forma genuina, y te hace despertar tu potencial y desarrollar tus talentos, tu auto suficiencia, tu capacidad para explorar la vida con determinación, bienestar y éxito personal. Ve más lejos de la ansiedad y las ambiciones, del mundo consumista o de la imagen que realmente crees que vale la pena mostrar, y céntrate en lo que realmente eres. En definitiva, pasa del tener al ser.
  • Plan de acción: ten claro qué hacer, cómo hacerlo, cuándo, dónde, y con quién. Avanza cada día según tu plan de acción y motívate para conseguirlo. Si tu plan de acción muestra errores, corrígelos. Solo con la acción sabrás qué es adecuado, qué te motiva, qué te hace crecer. En esto se resume la auténtica motivación: haz, haz, y haz.

Los “desmotivantes” límites…

Un niño se siente naturalmente motivado… se orienta hacia lo que le gusta, lo que le hace feliz, al igual que un perro, un gato, o cualquier ser viviente. Solo los humanos adultos nos limitamos tanto, que terminamos por perder nuestra motivación natural, de tal forma que tendemos a depender de motivación externa, que como ya sabemos, da pocos y malos resultados… ¿Qué es lo que nos limita? Si detectamos nuestros límites, también estaremos restando todos esos elementos que nos alejan de nuestra motivación.

  • Miedo: no lo hacemos por miedo al resultado, y así, no llegará jamás ningún tipo de resultado. Sentir motivación es francamente imposible cuando el miedo nos domina. Sin embargo, podemos sentir miedo y a la vez desafiarlo. Ese punto, justo ese punto en el que desobedeces a tu miedo, te dará la motivación más inmensa y perdurable posible. Será una experiencia tan intensa que siempre la recordarás y podrás motivarte tan solo con ese recuerdo.
  • Creencias limitantes: pensar que no es posible, que no es un objetivo lógico o sensato… creer, en definitiva, que lo que queremos es una utopía. Ya sabemos lo que son las utopías: las excusas de los incrédulos. Trabajar con tu sistema de creencias también es una forma de superar límites.
  • Auto estima (falta de confianza): creer que eres tú, específicamente, el que no puede… por falta de habilidades, o de valentía, o de talentos, etc. La auto estima y la confianza aumenta con los pequeños logros, así que… nuevamente pasar a la acción es la clave de todo.
  • Dispersión/falta de enfoque: no estar enfocado en el objetivo, estar constantemente despistado por pensamientos obsesivos, falta de prioridades, problemas de organización, planificación y gestión del tiempo… Con desorden, es muy habitual desmotivarse. La concentración lleva a su vez a la motivación.

Ahora bien: ¿sabes ya cuál es tu motivación? ¿Sabes ya de qué forma pudieras auto motivarte? ¿Qué es lo que crees que te impide estar motivado con constancia?

Motivarte es tan solo conocerte… conocer qué quieres, qué necesitas realmente (por tu propio desarrollo personal y/o profesional, no en relación a los demás), cuáles son tus talentos y cómo hacerlos crecer. Si estás en el camino de conocerte a ti mismo, la motivación va a acompañarte sin lugar a dudas.

Gracias por estar ahí!
Eyecoachs

¿Quieres comenzar con tus sesiones de Coaching para tu desarrollo personal y/o profesional? Ahora puedes, desde casa y con libertad de horarios, a través de videoconferencia (skype). Contacto: info@eyecoachs.com , skype: rcz.eye

coaching_ejecutivo_webAdemás, un pequeño vídeo de un gran momento del cine donde la motivación fue protagonista…

 

About Eyecoachs

Un coach cuyo principal sueño es acompañarte a ti a conseguir los tuyos. He trabajado con clientes de 5 países (España, Argentina, Ecuador, Chile y México). Me encanta viajar y llegar cada vez a más personas. "Empoderamiento humano" es mi forma de llegar a la gente valiente que se interesa por su auténtico desarrollo personal y profesional. Estoy para acompañarte... pero el protagonista eres tú.

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies